Inicio | Multimedia

El Ayuntamiento actúa para erradicar la plaga de orugas procesionarias del pino en varios colegios

El Ayuntamiento está actuando para erradicar la plaga de orugas procesionarias que sufren algunos centros educativos del municipio, y de hecho esta semana se van a llevar a cabo fumigaciones específicas al detectarse que las realizadas en las últimas fechas no han logrado solucionar el problema de manera definitiva. Así se ha puesto de manifiesto en una reunión que ha tenido lugar hoy, martes, con padres y madres de alumnos del Colegio Santa María Coronada.

02/02/2016

En el encuentro han participado el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, la concejal de Educación, Belén Jiménez, la edil delegada de Salud, María Teresa Benítez, técnicos municipales y los padres de niños afectados del Coronada.

Belén Jiménez explicó que “en estas últimas semanas se ha aplicado un producto plaguicida en los distintos colegios, dándose el caso de que en el Coronada se ha hecho en cuatro ocasiones, la última el viernes pasado. Sin embargo, ayer lunes estuve en el centro y pude comprobar que todavía quedaban orugas en uno de los árboles, por lo que me puse en contacto con los responsables de la empresa que se encarga de este servicio para exigirles una solución definitiva mediante el tratamiento de los pinos con un producto más eficaz”.

“Como le hemos explicado a los padres -continuó-, hemos dado a la empresa el margen de esta semana para actuar en los distintos colegios, y de hecho esta tarde se había concertado la actuación en el Santa María Coronada. Tras la reunión, he visitado el centro con mis compañeros María Teresa Benítez y José Antonio Rojas (delegado de Medio Ambiente), así como el responsable de la empresa y la directora del colegio. Y hemos corroborado que los padres tienen razón, como yo misma había comprobado ayer”.

“Para una vez que se haya acabado con los insectos -manifestó-, estamos planteándonos una serie de actuaciones. La primera, limpiar con agua a presión para arrastrar las orugas muertas y que no se expanda el polvillo que desprenden y que causa las irritaciones. E incluso, estamos barajando con la Delegación Municipal de Medio Ambiente la tala de algunos pinos, para que en próximos años no vuelvan a repetirse estos hechos”.

Belén Jiménez pidió disculpas a los padres “por las molestias que están causando estas orugas. Pero deben saber que el Ayuntamiento ha adoptado con tiempo todas las medidas preventivas, aunque se ve que no han sido suficientes. Probablemente la proliferación de las orugas se deba al invierno tan cálido que estamos viviendo, que ha adelantado su aparición varias semanas. En cualquier caso, que sepan que no estamos de brazos cruzados, y esperamos que este problema se acabe esta misma semana”, finalizó.