Visitan la sala dedicada a Patiño que se prepara en La Cañada

La alcaldesa accidental, Dolores Marchena y el tte de alcalde de la zona del Guadiaro, Juan Roca, han visitado esta mañana las obras de la sala dedicada a Jaime Ortiz Patiño que se prepara en la Casa Club del Campo Municipal La Cañada.

La edil Ana María Rojas y el presidente del Club de Golf La Cañada, Angel Gutierrez, han asistido también a la visita de la sala, que se inaugurara el próximo mes y de la que no se quieren desvelar más detalles para que sea una sorpresa de todos los socios de La Cañada y aficionados la golf. Marchena señaló que “Jaime Ortiz Patiño supo ver el potencial de la zona y fue una figura fundamental para que el Campo Municipal de Golf La Cañada sea en la actualidad uno de los más importantes viveros internacionales de grandes golfistas”. Jaime Ortiz Patiño fue nombrado Hijo Adoptivo, a título póstumo, en el último Pleno Institucional de Honores y Distinciones, celebrado el pasado mes de mayo, ya que fue el gran impulsor del mejor campo de golf de europa y uno de los mejores del mundo: valderrama. La celebración de la Ryder Cup de 1997 (la primera vez que dicho campeonato tenía lugar en la Europa continental) fue el mayor reconocimiento a dichas instalaciones, unido a los Campeonatos del Mundo Americam Express. Con ello favoreció la imagen del municipio de San Roque. Promotor de primera línea del golf en España, consiguió durante varios años la celebración del prestigioso Volvo Master. Aunque nacido en París, tenía en Andalucía y en San Roque su lugar de encuentro. Hijo de bolivianos, bisnieto de españoles y nieto de Simón Patiño, quien fuera conocido como el Rey del Estaño en Bolivia, también fue embajador de este país en la capital francesa. Tras comprar una parte del actual Valderrama, unos años después completó la operación para transformarlo en el prestigioso campo que hoy es. Para ello contó con la ayuda del prestigioso diseñador Robert Trent Jones y con el entusiasmo de los habitantes de la barriada de Guadiaro, dispuestos a trabajar muy duro para mejorar su nivel de vida. En reconocimiento a esa labor, Jaime Ortiz-Patiño apoyó desde su creación al campo municipal de La Cañada, situado a escasa distancia del célebre Valderrama y auténtico vivero de grandes golfistas. Asimismo logró que fuese reconocida la profesión en España de greenkeeper, costeando de su propio bolsillo a vecinos del municipio la formación profesional necesaria. Su visión empresarial le llevó a luchar por la preservación del medio ambiente Se empeñó en que todos cumpliesen las normas de desarrollo sostenible y fue esencial en la creación de GEO (Golf Environment Organization). La figura de Jaime Ortiz-Patiño ha sido determinante en el desarrollo en España, no sólo del golf, sino también del turismo de calidad. Él situó San Roque y la Costa del Sol en el mapa, dándolos a conocer a nivel internacional.