Inicio | Multimedia

Inaugurada la Estación Ambiental Madrevieja de Cepsa

Intercalada entre las industrias y la A7, cerca del punto de Limpio de San Roque y la depuradora, se ubica la Estación Ambiental Madrevieja que Cepsa ha construído en 10 hectáreas de su propiedad y que hoy ha sido inaugurada.

04/06/2014

La Estación Ambiental Madrevieja es un centro de investigación con diferentes líneas de trabajo: mejoras ambientales, conservación y educación ambiental. Esta iniciativa, promovida y financiada desde el año 2009 por el Grupo CEPSA, se enmarca en la política en materia de biodiversidad de la Compañía, y su gestión corre a cargo de la empresa local ORNITOUR.

La inauguración de la Estación Ambiental Madrevieja, que coincide con la celebración mañana jueves del Día Internacional del Medio Ambiente, demuestra que la compatibilidad entre desarrollo industrial y la conservación de la naturaleza es posible.

En el acto de inauguración han estado presentes, además del director de la Refinería, Ramón Segura; la 1º tte de alcalde, Dolores Marchena; el subdelegado de la Junta, Angel Gavino; y el tte de alcalde de Medio Ambiente, José Vera; y el director de Ornitur, Pablo Barros; amén de otros muchos miembros de la Corporación y personal de Cepsa.

La comitiva de autoridades y periodistas ha realizado un recorrido completo de la Estación Medioambiental, deteniéndose en los hitos explicativos de Acebuchal, Laguna, Charca y Majanos, además del observatorio de aves junto al único humedal de agua dulce existente en el Campo de Gibraltar.

El director de la Refinería Gibraltar-San Roque, Ramón Segura, señaló que “es una experiencia que realizamos desde hace varios años, y lo que hoy inauguramos es espectacular desde el punto de vista de la diversidad de especies”. Destacó Segura que “se trata de 117 especies de aves las que tenemos en la Laguna, además de la flora existente”.

El director de Cepsa en la comarca apuntó que “esta estación está muy en linea con al responsabilidad de la compañía de preservar el medio ambiente e incluso de mejorar las condiciones medioambientales”.

La 1º tte de alcalde, Dolores Marchena, que disculpó al alcalde al encontrarse fuera, “destacó la inversión de Cepsa y el trabajo de Ornitur por proporcionar al municipio una estación permanente medioambiental de estas características”.

La primera edil destacó que la zona “promueve no sólo el estudio, sino también al conservación y el mantenimiento de la biodiversidad, en un entorno que va a ser todo un ejemplo a seguir”.

El tte de alcalde de Medio Ambiente, José Vera, apuntó que “aquí podemos ver, gracias a la inversión de Cepsa y el apoyo de otras instituciones, un amplio abanico de especies, que demuestra que San Roque tienen unas zonas emvidiables en el plano medioambiental”.

El subdelegado de la Junta de Andalucía, Angel Gavino, señaló que “para la Junta de Andalucía es de suma importancia no solo el mantenimiento de los espacios medioambientales, sino que además estos puedan ser un vivero de empleo”.

El director de Ornitur, Pablo Barros, explicó que “se trata de un proyecto atrevido en el que hay que destacar la apuetsa de Cepsa, porque el entorno tiene carreteras, tendidos eléctricos, factorías, etc”.

“Queríamos demostrar -indicó Barros- que con un poco de cuidado se puede crear un santuario de vida, y uno de las mejores características de este enclave es la diversidad de habitas que se han ido acondicionando, entre los que destaca la regeneración del bosque de acebuchal o el humedal de agua dulce”.

La idea de llevar a cabo una iniciativa medioambiental nació de la misma Cepsa, y Ornitour comenzó a realizar un estudio a finales de 2008. Se eligieron unos terrenos, propiedad de la compañía petrolera, de unas 10 hectáreas muy cercanas a la autovía A-7. Allí se ha creado una estación medioambiental permanente que está permitiendo compatibilizar el desarrollo industrial con la conservación, la investigación y la educación medioambiental.

En este suelo hay tres tipos de hábitats, que albergan una rica comunidad de vertebrados e invertebrados: un arroyo con su bosque de ribera asociado, un pastizal y un acebuchal adehesado.

Desde CEPSA se lleva tiempo impulsando políticas de protección medio ambiental y dirigidas a potenciar la biodiversidad. La idea era conseguir la recuperación de un hábitat histórico en la zona, como era la desaparecida laguna de Fontetar. Se ha recuperado una laguna de agua dulce que los técnicos califican como un milagro por encontrarse entre un complejo industrial y un casco urbano.

Los objetivos del programa puesto en marcha en la finca de la Madrevieja están dirigidos a mejorar la biodiversidad del entorno, la educación ambiental y estudios de conservación.

Las actividades comprenden la educación ambiental destinada a escolares, voluntariado medioambiental, estudios de conservación y anillamiento científico y didáctico.

Entre otras actuaciones, se han realizado las siguientes: creación de una estación ornitológica; construcción de humedales artificiales; creación de una colonia de cría de abejaruco; potenciación del acebuchal existente; creación de una pantalla verde perimetral; construcción de majanos o refugios para pequeños vertebrados; colocación de cajas nido para aves y refugios para murciélagos; micro reserva de plantas amenazadas; creación de un sendero debidamente señalizado y adaptado que recorra todos los puntos de interés, así como un observatorio de aves; crear un programa educativo y material de educación ambiental; consolidación de una colonia de mariposas monarca; y restricción de acceso al ganado o vallado de la zona.

Entre estas medidas, la relativa a la estación ornitológica es una de las más destacadas, tanto por su interés científico como por el creciente seguimiento popular que tiene en el Campo de Gibraltar el estudio de las aves y su comportamiento migratorio.