Inicio | Multimedia

Ayuntamiento y Verdemar coinciden en su oposición al fondeadero en el litoral mediterráneo

El Equipo de Gobierno municipal y Verdemar-Ecologistas en Acción coinciden en la oposición del fondeadero que propone la Autoridad Portuaria para el litoral mediterráneo del municipio (entre Alcaidesa y Cala Sardina), así como en la necesidad de trabajar en la prevención de incendios forestales. Así se puso de manifiesto en una reunión entre la nueva directiva del colectivo ecologista, el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, y el teniente de alcalde delegado de Medio Ambiente, José Antonio Rojas.

22/04/2016

Así, por parte de Verdemar-Ecologistas en Acción participaron su nueva presidenta, Raquel Ñeco (que ostentó esta responsabilidad hace unos años), Antonio Muñoz y Pedro Pérez. En la reunión no se trató sólo de una presentación formal de la directiva, sino que se pusieron sobre la mesa algunos asuntos que preocupan a la asociación ecologista, fundamentalmente en el término municipal sanroqueño.

Al término del encuentro, el primer edil señaló que “Verdemar es una asociación veterana en la defensa del medio ambiente que tiene un gran arraigo no sólo en San Roque sino en toda la comarca. Deseo a su nueva presidenta toda clase de éxitos, porque los éxitos de Verdemar serán los éxitos del municipio”.

Ruiz Boix reconoció que “aunque ambas partes coincidimos en muchas cuestiones, también tenemos nuestras diferencias. Trataremos de conjugar el desarrollo sostenible, de manera que se respete la generación de riqueza y empleo a la vez que preservamos el patrimonio y la riqueza natural que tiene San Roque, para que los sigan disfrutando las próximas generaciones”.

“Tenemos -dijo el alcalde- una preocupación que compartimos Verdemar y el Ayuntamiento, referida al nuevo plan de acción de delimitación de espacios que está haciendo la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras. Tiene la idea de ubicar un fondeadero de barcos en el litoral entre La Línea y Manilva, de manera que se situaría frente a las playas de Alcaidesa, Borondo, Guadalquitón, Sotogrande, Torreguadiaro y Cala Sardina. Desde el Equipo de Gobierno no estamos de acuerdo con ese fondeadero porque supone entrar en conflicto con uno de los sectores productivos principales del municipio como es el sector turístico deportivo”, recalcó Ruiz Boix.

El regidor sanroqueño se refirió también “a la coincidencia entre Ayuntamiento y Verdemar en nuestra preocupación respecto a los incendios forestales. Cada año el municipio de San Roque figura en los primeros puestos de la provincia de Cádiz en número de fuegos de este tipo. Por este motivo, estamos en conversaciones con todas las entidades que se dedican a la prevención de incendios para que antes de que se inicie la temporada de mayor riesgo, los meses de julio y agosto, se lleven a cabo los trabajos oportunos. Ojalá consigamos que este año San Roque no sea noticia por los fuegos en el campo”.

“Además -aclaró-, se nos plantearon otros temas de carácter menor, en los que cooperaremos con ellos al igual que hacemos con el resto de colectivos del municipio. Espero que esta línea de entendimiento entre Ayuntamiento y Verdemar se mantenga en el futuro, ya que como he dicho se trata de una asociación veterana y con gran implantación no sólo en San Roque, sino en toda la comarca”.

Por su parte, Raquel Ñeco explicó que ha incorporado a su junta directiva a coordinadores de todos los municipios del Campo de Gibraltar y del propio Gibraltar, con el objetivo de “velar por el medio ambiente y la salud de los habitantes de la comarca”. Adelantó que pretende “mantener reuniones con todos los alcaldes de la comarca. Pero entendíamos que la primera reunión debería ser, como así ha sido, con el alcalde de San Roque, porque es la ciudad donde tenemos nuestra sede”.

La presidenta de Verdemar considera que “debe existir una comunicación más directa entre nuestro colectivo y el Ayuntamiento, al objeto de que nuestra labor de velar por el medio ambiente no tenga que ser a base de denuncias, sino a través del trabajo y la comunicación”.

Ñeco entiende que “San Roque, desde el punto de vista ambiental, tiene un gran peso en la comarca, al soportar en su término la mayoría de las industrias pesadas, así como unos parajes naturales dignos de cuidar”.