Alrededor de un millar de pequeños participa en la Fiesta Infantil de la Feria Real

La Fiesta Infantil de la Feria Real ha superado todas las previsiones de asistencia, y alrededor de un millar de niños y niñas han participado de las distintas atracciones que se les habían preparado en los aparcamientos de la Plaza de las Constituciones. Los pequeños y sus padres hicieron gala de gran paciencia ante el considerable retraso en la puesta en marcha del deslizador acuático, atribuible principalmente al fuerte viento que ha obligado a reforzar las medidas de seguridad. Para compensarles, la fiesta se prolongó hasta las 19.30 horas, más de tres horas de lo previsto inicialmente.

2017-08-10 14:25

Distintas autoridades asistieron a la fiesta, encabezadas por el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix. El primer edil destacó el gran número de pequeños asistentes y atribuyó el retraso en la puesta en marcha del deslizador a que el fuerte viento obligaba a reforzar las medidas de seguridad, principalmente los anclajes de la atracción. Recalcó que, para compensar la espera, se ha decidido ampliar hasta las 19.30 horas la duración de la Fiesta Infantil, y así darles a los niños y niñas la oportunidad de repetir en el deslizador, donde se había formado una larga cola.

Por su parte, el concejal de Fiestas, Antonio Navas, señaló que “este año la atracción principal ha sido el deslizador acuático, que hemos traído a San Roque con la colaboración de la Delegación de Juventud. Hemos tenido algunos percances, con vehículos que se encontraban aparcados en la zona aunque estaba prohibido, por lo que hubo que esperar a que fueran desalojados para comenzar el montaje”.

“Pero sobre todo -subrayó-, hemos tenido la mala suerte de que, con los buenos días que ha hecho, hoy tengamos tanto viento de levante. Hemos debido redoblar la fijación de las atracciones para que no suceda ningún percance, pensando sobre todo en la seguridad de los niños”.

Por su parte, el concejal de Juventud, David Ramos, manifestó que “hemos tenido rachas fuertes de viento que han obligado a tener que anclar el deslizador. Además, algunas personas no han respetado la señalización de prohibido aparcar y hemos tenido que evacuar la zona por seguridad de los críos”.

“Pero lo importante -continuó- es que ya se están deslizando los niños. Esto es una prueba piloto, e iremos mejorando para que esta atracción que hoy se inicia en San Roque pueda llevarse al resto de las ferias del término municipal. Esta experiencia nos servirá para corregir problemas de cara al futuro”, finalizó Ramos.

Por lo tanto, la Fiesta Infantil se prolongó hasta última hora de la tarde. Los pequeños y adolescentes han podido disfrutar, además del deslizador acuático de 50 metros, de varios castillos hinchables y otros deslizadores de menor longitud, pensados para los más pequeños.