Inicio | Multimedia

Alcalde y Ordóñez ensalzan el esfuerzo de la Policía Local para conseguir “una feria tranquila”

La Policía Local “ha multiplicado sus esfuerzos” durante la Feria Real 2014, y este hecho ha sido clave para conseguir “una feria tranquila, sin ningún tipo de pelea o bronca como las que afeaban estas fiestas hace varios años”. Así lo han indicado el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, y el teniente de alcalde delegado de Seguridad Ciudadana, Juan Manuel Ordóñez, quienes tan sólo han lamentado la “escasa presencia de la Guardia Civil”.

19/08/2014

El primer edil ha recordado que esta fiesta ha durado “prácticamente seis días, si sumamos la Coronación. Ha sido una feria tranquila en materia de seguridad, y quiero por ello agradecer el trabajo de los agentes de la Policía Local. Ha sido, además, la cuarta feria consecutiva en la que no se ha registrado ningún tipo de pelea o bronca como las que afeaban las ferias de hace varios años”.

“Las medidas tomadas desde el Ayuntamiento -continuó Ruiz Boix- han servido para conseguir esa tranquilidad, medidas como las relativas al horario de cierre de las casetas, que tanto debate ha generado entre la juventud sanroqueña. Hubo actuaciones menores, eso sí, pero ninguna grave, y ha sido posible en gran parte por la presencia constante de la Policía Local, ya que se ha contado con una media de 50 agentes por noche. Por lo tanto, se han reforzado los servicios habituales con otros extraordinarios, lo que ha supuesto más de 60 disponibilidades”.

“Pero esta tranquilidad -subrayó el alcalde- no puede ocultar la escasa presencia de la Guardia Civil en la Feria Real. Con anterioridad, desde la Junta Local de Seguridad se ha coordinado al detalle el verano festivo en el municipio en esta materia, porque no podemos olvidar el importante número de ferias que tenemos en todo el término municipal, así como que en el recinto ferial se llegan a concentrar durante la Feria Real más de 5.000 personas”.

“A pesar de ello -explicó-, el miércoles, jueves y viernes fue muy escasa la presencia de la Guardia Civil en la Feria Real, registrándose noches sin efectivos o con una sola pareja patrullando. Tras confirmarlo, el sábado por la mañana mantuve un contacto con el subdelegado del Gobierno Central en la provincia de Cádiz, Javier de Torre, al que expuse la necesidad de contar con más efectivos. En otros años la presencia de la Guardia Civil en esta fiesta ha sido bastante buena, con la actuación de grupos de refuerzo conocidos como RS”.

“Desgraciadamente no hemos encontrado la colaboración esperada -manifestó el primer edil-. Podemos entender que contar con más guardias civiles los primeros días de la feria era difícil, porque coincidieron con la llegada masiva de inmigrantes a Tarifa. Pero constatamos que, ante el colapso, se habían reforzado estos servicios, así que esperábamos tener una mayor presencia durante las noches claves del sábado y el domingo. Pero desgraciadamente no se sumaron más efectivos”.

Para Ruiz Boix, “este lunar en la actuación de la Guardia Civil, que depende de las directrices del subdelegado del Gobierno Central en la provincia, hace que redoble mis felicitaciones a los agentes de la Policía Local. Sin olvidarme del agradecimiento a los voluntarios de Protección Civil, que si bien han tenido que enfrentarse a actuaciones de carácter leve, en número de más de 30 han estado todas las noches de la Feria Real acompañando a los sanroqueños y visitantes que se acercaron al recinto ferial”.

“Quiero concluir, por lo tanto, recalcando el trabajo positivo de la Delegación de Seguridad Ciudadana, con Juan Manuel Ordóñez al frente. Ha contrastado el alto número de agentes de la Policía Local con la presencia testimonial de la Guardia Civil. Nos queda tan sólo la feria de la Estación de San Roque, esta misma semana, y espero que contemos con el número suficiente de efectivos de este cuerpo en la misma”, concluyó el alcalde.

Por su parte, Juan Manuel Ordóñez también agradeció el esfuerzo y la profesionalidad de la Policía Local, y se detuvo en la labor realizada por Protección Civil, agrupación local que también corre a su cargo. Explicó que durante los días de la Feria Real se realizaron 14 asistencias sanitarias comunes por cuestiones como heridas, desvanecimientos o traumatismos, así como siete traslados en ambulancia.

El mayor esfuerzo de Protección Civil se requirió en la mañana del lunes, con motivo de la celebración del Toro del Aguardiente. Así, hubo un traslado en ambulancia al Hospital de La Línea de un mozo que sufrió un golpe en tórax y cabeza, así como de otro herido en una mano. También se atendió a una persona que había recibido un golpe en la cabeza, a dos que se habían desvanecido, y se trasladó en ambulancia a una persona con problemas cardiacos. En la enfermería de la Plaza de Toros se atendió además a cinco personas con heridas leves, debidos a golpes y cortes.