Inicio | Multimedia

Actos navideños para la tarde del sábado en la Zona Interior y en Guadarranque

Las comisiones de fiestas y colectivos de todo el municipio aprovechan este fin de semana previo al de Navidad para llevar a cabo actividades festivas. Así, en la tarde de ayer viernes tuvieron lugar sendas zambombás en Taraguilla y Estación, entre otros actos, mientras que en Guadarranque mayores y jóvenes se reunieron para preservar una tradición tan de la tierra como es la elaboración de roscos y pestiños.

17/12/2017

En la Plaza de las Flores de Taraguilla tuvo lugar una Zambombá organizada por la Delegación Municipal de Cultura, que dirige la teniente de alcalde Dolores Marchena, a cargo del cantaor sanroqueño Antonio Aparecida y su grupo, además de que actuaron las alumnas de la Asociación de Baile Flamenco de Vanessa Orrán. Asimismo, desde la Cofradía de San Juan, el Cautivo y Nuestra Señora de Lourdes se organizó un Belén Viviente, en el que colaboraron otros colectivos de la barriada y que estuvo protagonizado por los más pequeños.

El concejal de la barriada, Juan Serván, no faltó a esta cita y agradeció a la cofradía la organización de este Belén Viviente. Recordó que en Taraguilla se han llevado a cabo esta semana otras dos actividades navideñas, como fueron las meriendas de la Tercera Edad y de las Mujeres, y en ambos casos se contó con una gran asistencia gracias al trabajo de la comisión de fiestas.

Por otro lado, en Guadarranque la Asociación de Vecinos “Carteia” organizó una Jornada de Elaboración de Dulces Navideños, que incluía un almuerzo de convivencia entre los vecinos de la barriada. La teniente de alcalde delegada de la Zona de Bahía, Mónica Córdoba, asistió al acto y destacó el gran ambiente reinante, y la participación de mayores y jóvenes en la preparación de los tradicionales roscos y pestiños.

Finalmente, en la Estación de San Roque se llevaron a cabo varias actividades organizadas por la comisión de fiestas de la barriada, que tuvieron lugar en una carpa montada en la Plaza de San Bernardo. Así, hubo un mercadillo navideño que incluía un pequeño Belén Viviente y, más tarde, una Zambombá, para la que se contó con la colaboración del bar Veinte de Copas.