Inicio | Multimedia

Reunión para impulsar la creación de un distrito ecuestre en la Vega del Guadiaro

El Palacio de los Gobernadores ha acogido hoy, jueves, una reunión de los agentes interesados en convertir la Vega del Guadiaro en un distrito ecuestre para la práctica del polo y la hípica, lo que podría suponer la creación de varios miles de empleos y multiplicar por diez la riqueza generada por el sector en la actualidad. Los asistentes se han marcado unas tareas iniciales que se concretarán en un nuevo encuentro previsto para mediados de mayo.

03/04/2014

El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, actuó como anfitrión en esta iniciativa, que comparte con la Fundación Santa María Polo. Participaron los alcaldes de Jimena de la Frontera (Guillermo Ruiz) y de Castellar (Juan Casanova), así como la alcaldesa de la ELA del Tesorillo (Belén Jarillo). También asistió el teniente de alcalde delegado del Valle del Guadiaro, Juan Roca. Además, se contó con representantes de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo y de la Agencia Idea de la Junta de Andalucía, de la Federación Andaluza de Polo y de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA).

Al finalizar la reunión, el primer edil sanroqueño destacó “la labor de la Fundación Santa María Polo, que a través de sus estudios nos ha expuesto las potencialidades de esta zona del Valle del Guadiaro para convertirse en un distrito equino, un destino donde ubicar en estos suelos no urbanizables a importantes clubes internacionales de polo e hípica. Estos clubes generarían nueva actividad y riqueza, como ya ocurre con los seis clubes ya instalados en la zona”.

“Quisiéramos -añadió Ruiz Boix- contar con la buena voluntad de todas las administraciones, especialmente de la Junta de Andalucía, para que San Roque y todo el Campo de Gibraltar se conviertan en un destino turístico permanente del mundo del polo que pudiera competir con las instalaciones existentes en Estados Unidos y en Argentina. Creo que San Roque reúne la posición estratégica y el clima para que esta actividad se asiente de una vez por todas y que permita que el polo, además de un deporte atractivo, sea un motor importante de riqueza para la zona y, sobre todo, de creación de empleo”.

La reunión comenzó con una exposición de los datos de dos informes elaborados a instancias de la Fundación Santa María Polo, en el que se analizan los dos distritos ecuestres que existen en la actualidad en Pilar (Argentina) y Wellington (Florida, Estados Unidos), En esos estudios también se describen las potencialidades de la Vega del Guadiaro, así como sus carencias, a la hora de convertirse en esa tercera zona internacional que se está intentando potenciar.

La conclusión es que la Vega del Guadiaro cumple con las tres características básicas para lograr este objetivo: un clima idóneo, infraestructuras turísticas de primer nivel y la cultura del caballo propia de Andalucía. Sin embargo, fallan algunas condiciones particulares, porque si bien existen clubes de polo y de hípica que pueden servir de base para el proyecto así como torneos de primer nivel internacional, la legislación no es claramente favorable y faltan una serie de infraestructuras.

Joaquín Blanco, vicepresidente de Santa María Polo Club y representante de la CEA, explicó que este proyecto no precisa de subvenciones públicas, porque se puede sostener por la misma iniciativa privada, pero también subrayó que sí hay que solventar una serie de trabas administrativas. Indicó que si en la actualidad Santa María Polo genera entre 25 y 35 millones de euros al año y cien empleos directos en temporada alta, la conversión de la zona en distrito equino podría suponer 500 millones de euros anuales y entre 2.000 y 3.000 empleos (entre directos e indirectos).

También señaló que la idea es parecerse al modelo de Wellington, que cuenta con una normativa propia y adaptada a su finalidad desde su origen, lo que ha posibilitado un enorme crecimiento económico no sólo del territorio donde se ubica propiamente el distrito ecuestre, sino también de las zonas limítrofes.

En las conclusiones del encuentro de hoy, formuladas por el alcalde de San Roque, las partes se emplazaron a aprobar en una reunión prevista para mediados de mayo una declaración de intenciones inicial. Además, los tres ayuntamientos deberán limitar las zonas de sus términos municipales donde podría ubicarse este distrito equino.

También se emplazó a los representantes autonómicos a que colaboraran a la hora de localizar qué responsables políticos y técnicos de la Junta de Andalucía “nos deben guiar en esta aventura”. Y es que no se descartan incluso modificaciones de la normativa actual que ponen trabas, por ejemplo, a la creación de los cortijos imprescindibles para el establecimiento de nuevos equipos de polo. En este sentido, entre las alternativas barajadas se encuentran la aprobación de un proyecto temático para esta zona en concreto o de un proyecto de interés estratégico de Andalucía.