Recomendaciones de la OMIC para la compra de juguetes

La Oficina Municipal de Información al Consumidor de San Roque ha realizado recomendaciones para la compra de juguetes en estas fechas navideñas. La concejal responsable de la OMIC y Comercio, Belén Jiménez, ha señalado la importancia de seguir estos consejos, a la vez que anima a realizar las compras en el comercio local.

2018-01-03 10:37

A la hora de comprar juguetes, es importante tener en cuenta las opiniones y gustos de los menores, pero también hay que inhibirse de sus posibles exigencias o coacciones, que en general son consecuencia del bombardeo publicitario al que se ven sometidos.

El consumidor debe asumir que muchas veces la publicidad es engañosa o confusa respecto a la apariencia y uso de los juguetes, por lo que se debe verificar los elementos que se venden con el juguete y los que habría que adquirir por separado. Tampoco estaría de más la solicitud de una prueba de uso o manejo del juguete en a propia tienda.

Hay que tener cuidado con los juguetes adquiridos en bazares asiáticos ya que en demasiadas ocasiones se han detectado etiquetados y marcados CE falsificados. Tampoco realice grandes desembolsos en tiendas de vida efímera -con actividad sólo en Navidad por ejemplo- o puestos ambulantes. Tal tipología de establecimientos difuculta las reclamaciones.

En la medida de lo posible, se debe optar por comercios adheridos al Sistema Arbitral de Consumo, que facilita y agiliza la resolución de posibles discrepancias o reclamaciones. Por ultimo, guarde el ticket o factura de compra que servirá como aval en caso de reclamación.

Sepa que los siguientes datos informativos deben figurar en el juguete, en su embalaje, o en los folletos que lo acompañen: marcado CE; nombre, razón social y marca; dirección del fabricante, importador (si lo hubiese) y del representante autorizado en la UE; pontencia máxima, tnesión de alimentación tipoliogía de consumo energético (para juguetes de funcionamiento electrónico); instrucciones de uso en español (respecto a la edad recomendada, tiempos de juego, numero de jugadores imprescindible, seguridad de los materiales...).

Hay que poner especial celo en verificar la seguridad de los juguetes teniendo en cuenta la edad de los menores. A este respecto cabe considerar muchas y diferentes cuestiones: toxicidad d ellos materiales, posibilidad de descargas eléctricas, tamaño de piezas y elementos que propicien ahogamientos o estrangulamientos, elementos cortantes o que puedan causar daño, necesidad de tutela por parte de adultos...

Hay que tener en cuenta la disponibilidad de espacio y su tipología tanto para el uso normal de los juguetes como para el almacenaje, y se debe cuidar que los juguetes no inciten a los niños y niñas a situaciones peligrosas y que no promuevan conductas violentas, sexistas, injustas, insolidarias, insalubres o medioambientalmente irresponsables.

Siempre se debe contemplar la posibilidad de comprar juguetes ecológicos o de recuperar o reciclar juguetes tradicionales antiguos, y es necesario recordar que el juego fomenta el desarrollo intelectual, emocional y creativo de niños y niñas y que son importantes los juguetes que apoyan la sociabilidad y el ejercicio físico.