Quinientos participantes en el apocalipsis zombie vivido anoche en San Roque Casco

Carreras estremecedoras por calles empedradas, tenebrosas casas del terror, comandos armados hasta los dientes, agresivos muertos vivientes... y sobre todo, mucha diversión. Así se puede resumir el “Survival Horror Zombie” que se desarrolló anoche en San Roque Casco, una iniciativa de la Delegación Municipal de Juventud junto con la empresa Eventos Led. Para garantizar la seguridad de todos hubo que cerrar la inscripción en 500 participantes, cuando se había pensado inicialmente para 300.

2018-05-27 14:51

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, no faltó a la cita, y estuvo en el encuentro de participantes que tuvo lugar en la Plaza de Toros, donde se explicaron las reglas de esta iniciativa cero alcohol y cero drogas. El primer edil reconoció al concejal de Juventud, David Ramos, su labor al idear este Survival Horror Zombie: “Él -dijo Ruiz Boix- es quien arriesga, quien prepara la actividad y quien hace que más de 500 personas vayáis a disfrutar de esta noche, de estas siete horas de diversión. Espero que sea la primera de muchas ediciones”.

Previamente, durante la inscripción de participantes, David Ramos estuvo acompañado por el concejal de Juventud de Chiclana, José Alberto Cruz. Explicó Ramos que “habíamos previsto unas 300 personas, pero hemos cerrado con quinientas. Entendíamos que era una actividad novedosa en el Campo de Gibraltar y que iba a ser difícil llegar a la ciudadanía. Pero hemos duplicado la cifra inicial, y hemos cerrado en el medio millar por seguridad, porque queríamos que no fuera muy angustioso, y que las esperas para hacer las pruebas no se dilataran mucho”.

“Al final -añadió David Ramos-, muchos niños, muchos jóvenes y muchas familias que vienen a disfrutar de esta actividad. Después de esta noche, vamos a tener más Survival Horror Zombie en todo el Campo de Gibraltar. Así lo esperamos los amantes del género, y quiero enviar mi agradecimiento a todos los que de una forma u otra han colaborado para llegar aquí: Komodo B12, los cabras locas, los voluntarios de la asociación juvenil, de San Roque Vivo... Son muchos los voluntarios que están echando una mano. Y esperamos aprender de los fallos para que el año próximo sea todavía mucho mejor”.

Por su parte, Elena Morillas, directora de Survival Horror Led, explicó que “hemos preparado a todos los zombies que van a estar deambulando esta noche por las calles e impidiendo que los supervivientes superen las pruebas. Esto es una diversión, sobre todo un evento cero-cero alcohol y drogas, pensado para disfrutarlo en familia... En esta época de tanta tecnología que nos tiene atados al ordenador en casa, poder salir a las calles de la noche de San Roque merece la pena”.

El “Survival Horror Zombie” se desarrolló entre las 23.00 horas del sábado y las 6.00 de la madrugada del domingo. Se trataba de una gymkana con personas disfrazadas de zombies que recorrieron diversas calles de San Roque. Los jugadores no podían utilizar ningún medio de transporte, y estaba prohibido beber alcohol, consumir cualquier tipo de estupefaciente y el contacto físico.

La realización del evento, que se celebró por primer año, conllevó el corte al tráfico rodado de varias calles, así como la modificación del sentido de algunas y la prohibición de estacionamiento en otras. El juego consistía en ir resolviendo pruebas en torno a un guión elaborado expresamente para desarrollarse en las calles de la localidad. Los participantes recibieron sus acreditaciones en el Centro de Control (check-in) y se diferenciaban del resto de la población por unos pañuelos de colores. Así, los portadores de pañuelos blancos eran “supervivientes”, los que llevaban uno naranja eran “infectados” y los morados correspondían a la organización.

El juego transcurrió como si fuese una Gymkana convencional, resolviendo retos pero con el hándicap de permanecer en el mundo de los vivos. Si los participantes eran infectados, la organización se encargaba de transformarle en “No Muertos”, con terroríficos maquillajes usando las últimas tecnologías en efectos especiales.

Los establecimientos hosteleros de la localidad participaron como “Zonas Seguras”, para protegerse de los personajes hostiles y de los “No Muertos” mientras se recuperaban las fuerzas.

Se trata de una alternativa de ocio sana y novedosa, libre de drogas y alcohol, que potencia el juego en equipo y el sociabilización ya que el premio es la satisfacción de haberlo pasado en grande en un simulacro de un Apocalipsis Zombie.