Inicio | Multimedia

Los próximos presupuestos municipales podrían incluir ventajas a la rehabilitación de viviendas

El Equipo de Gobierno municipal ha mantenido hoy, jueves, una reunión para avanzar en el borrador de los Presupuestos del Ayuntamiento de 2020, un documento que pretende cerrarse en las próximas semanas para ser sometido a aprobación inicial en el Pleno Ordinario del mes de octubre. Las prioridades vuelven a ser la generación de empleo, los asuntos sociales y las inversiones. La novedad: posibles bonificaciones o rebajas impositivas para potenciar la rehabilitación de viviendas.

12/09/2019

Tras la reunión del Equipo de Gobierno, el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, y el teniente de alcalde delegado de Economía y Hacienda, Ángel Gavino, explicaron algunas grandes líneas del presupuesto. Ruiz Boix señaló que “en el mes de junio dimos los primeros pasos de la confección del presupuesto municipal del próximo año, de manera que las distintas delegaciones fueron elaborando sus respectivos borradores en el mes de julio. Ahora todo este trabajo está completo, y faltan por revisar las sumas y prioridades del próximo Plan de Inversiones”.

“Como ocurrió en el mandato anterior -concretó el alcalde-, hemos estructurado el trabajo en tres grandes ejes. El primero es la generación de empleo, de manera que se van a incluir partidas que permitan la renovación de las bolsas de empleo de Emadesa y Amanecer, para la contratación de personal necesario para tareas irrenunciables de este Ayuntamiento”.

“Cuando está a punto de concluir el periodo de contratación de los cien empleados de Emadesa del último plan de trabajos de temporada -prosiguió- ya estamos ultimando la concreción de la fecha del examen para la nueva bolsa. El objetivo este mandato será el de superar los más de 700 empleos creados en el mandato anterior”.

“En cuanto a la partida presupuestaria de Asuntos Sociales -recalcó el primer edil-, no vamos a permitir que quede atrás ninguna familia sanroqueña. Es positivo comprobar que en la actualidad se ha reducido a 3.094 el número de desempleados de principios del pasado mandato, en 2015, cuando eran unos 4.000, y más aún comparado con el peor momento de la crisis, en 2012, cuando la cifra era de 4.800”.

“Pero 3.000 desempleados -insistió- son demasiados, y seguiremos trabajando para sus familias. Por ello se están convocando en estos días las becas por parte de la Delegación de Educación, y vamos a mantener el listón en las ayudas de emergencia familiar, que permiten abonar el coste de la luz, el agua y los alimentos a personas sin recursos. Los Servicios Sociales van a continuar recibiendo las cuantías necesarias”, dijo Ruiz Boix.

Respecto a las inversiones, explicó que en estos momentos se están repasando las cuestiones pendientes de 2019, de manera que las nuevas obras que se incluyan en el presupuesto de 2010 contribuirán en el objetivo de “corregir las carencias de infraestructuras en diversos puntos del municipio”.

Adelantó el primer edil “una novedad de tipo impositivo. Estamos estudiando fórmulas para introducir la bonificación o la reducción del tipo impositivo en lo referente a las obras de rehabilitación de viviendas. Una medida que se sumará a las reducciones hasta el mínimo legal de los tipos de la contribución urbana (IBI) y del sello del coche, que se aprobaron en el pasado mandato. Con esta nueva rebaja queremos potenciar la rehabilitación de viviendas, lo que también contribuirá en la creación de empleo”.

Apuntó Ruiz Boix que durante las próximas semanas se pretende ultimar el documento, de manera que pueda presentarse para su aprobación inicial en el Pleno Ordinario del 31 de octubre. Tras pasar este trámite se llegará a la exposición pública y presentación de enmiendas, de manera que la aprobación definitiva pueda llevarse a pleno en diciembre, y el nuevo presupuesto ser efectivo a 1 de enero de 2020.