Inicio | Multimedia

Las playas sanroqueñas, un año más preparadas para ofrecer el mejor servicio a los bañistas

El municipio de San Roque dispone de 17 kilómetros de litoral, la mayor parte del mismo conformado por playas, y tres de ellas han sido reconocidas con banderas azules. Para garantizar al máximo sus condiciones óptimas y, sobre todo, la seguridad de los bañistas, desde el Ayuntamiento se ha realizado un gran esfuerzo, que incluye el socorrismo y la atención sanitaria, la limpieza de la arena, medidas pensadas para las personas con discapacidad y otras de carácter medioambiental.

07/07/2019

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha señalado al respecto que “San Roque es el único municipio del Campo de Gibraltar que cuenta con tres banderas azules, que suben a cinco si contamos el Puerto Deportivo de Sotogrande y el Aula de la Naturaleza del Pinar del Rey. Sólo estos reconocimientos dicen mucho del esfuerzo del Ayuntamiento en preservar nuestras playas en las mejores condiciones medioambientales y de seguridad posibles”.

“Sin embargo -continuó-, hay que tener en cuenta que estas banderas azules se circunscriben a tres playas del litoral mediterráneo, como son Cala Sardina, Torreguadiaro y Torrecarbonera (Alcaidesa). Esto es así por una cuestión de calidad de las aguas, pero no quiere decir que el celo del Ayuntamiento sea menor en las playas del Arco de la Bahía, ya que la que comparten Puente Mayorga y Campamento y la de Guadarranque son elegidas todos los veranos por miles de sanroqueños y sanroqueñas, que se merecen los mismos equipamientos y medidas de seguridad que los visitantes que suelen acudir a las playas mediterráneas, de carácter más turístico”.

“En este sentido -precisó Ruiz Boix-, el pliego de condiciones del servicio de salvamento y socorrismo garantiza la cobertura de las playas no sólo en los meses de verano, sino también durante la Semana Santa del año próximo, ya que se recogen al detalle los medios técnicos y humanos necesarios para esta cuestión. Por otro lado, desde la empresa municipal Emadesa se ha trabajado con previsión para que los módulos de salvamento y el resto de equipamientos, como las duchas, estuvieran listos para el inicio de la temporada, el pasado 14 de junio”.

“En este sentido -recordó el primer edil-, quiero destacar el esfuerzo de los trabajadores asignados a los trabajos de temporada de la empresa Emadesa, que junto a la maquinaria específica para esta función llevan a cabo la limpieza diaria de la arena de las distintas playas para que los bañistas las encuentren las mejores condiciones. No olvidemos que la contratación de este personal se ha realizado con fondos municipales y tirando de una bolsa de trabajo que ha beneficiado a unas 750 personas desde 2016”.

“A ello hay que añadir -dijo-, medidas pensadas especialmente para las personas con problemas de movilidad. Ya se han instalado las zonas de sombra en Guadarranque, Torreguadiaro y, por primer año, en Cala Sardina, con la idea de llevarlas a cada una de las playas del municipio de manera progresiva. Estas zonas cuentan con material como sillas anfibias y muletas especiales para la playa, y también se han dispuesto distintas pasarelas que llegan hasta casi la orilla del mar”.

“Una novedad de este año -añadió el alcalde- son los peces de reciclaje, para animar a los bañistas a que depositen en ellos las botellas y otros residuos plásticos. Queremos con esta medida combatir la contaminación marina, y ya se ha instalado el primero en Torreguadiaro, al que seguirán otros en las diversas playas del municipio. A ello hay que agregar las campañas de concienciación que cada año se realizan en las playas, dirigidas especialmente a los más jóvenes, y que tienen un gran contenido lúdico”.

“En los últimos años -recordó- se ha hecho también una apuesta por fomentar la práctica deportiva en nuestro litoral. Así, contamos con equipamientos como la zona fitness de Torreguadiaro así como pistas deportivas muy cerca de la arena, como las que se encuentran en Guadarranque o en el paseo marítimo de Torreguadiaro”.

“En definitiva -resumió el regidor sanroqueño-, desde el Ayuntamiento se lleva a cabo un gran esfuerzo, que engloba a diferentes delegaciones, para que la estancia en nuestras playas sea altamente satisfactoria. Esperamos que el verano se desarrolle conforme a lo esperado, con una alta afluencia de bañistas, con una intensa actividad económica y con el mínimo posible de incidentes”, concluyó Ruiz Boix.

Por su parte, el primer teniente de alcalde y delegado de Seguridad Ciudadana, Juan Manuel Ordóñez, indicó que “mi compañera y antecesora en el cargo, Mercedes Serrano, fue clave a la hora de desarrollar el pliego de condiciones del concurso de 'Atención sanitaria, salvamento y socorrismo en playas', que se adjudicó a la empresa Socoservis por 237.000 euros. Por lo tanto, me he encontrado este trabajo hecho, y solo queda supervisar que se cumpla el contrato en el periodo de vigencia, que comenzó el 14 de junio y finalizará el 8 de septiembre, si bien también se incluye la Semana Santa de 2020, que irá del 6 al 12 de abril”.

“Se trata de un gran número de medios técnicos y humanos -explicó el edil- que se quedarán en nada si los bañistas no hacen caso de las indicaciones del personal de playas. Es necesario incidir en que las banderas amarillas y, sobre todo, las rojas están para ser respetadas, y que internarse en el mar cuando está prohibido es poner en riesgo nuestra propia vida y la de los socorristas. Además, en este verano se prevé cierto peligro debido a las temidas carabelas portuguesas, una especie de medusa que ya ha sido avistada en Torreguadiaro y Alcaidesa, y cuyas picaduras suelen provocar incluso el shock anafiláctico. Por ello, hago un llamamiento para que, durante el tiempo en que esté izada la bandera roja, nadie se interne en el mar”, finalizó Ordóñez.

El teniente de alcalde delegado de Medio Ambiente, Limpieza y Playas, Juan Serván, indicó por su parte que “el personal de Emadesa, tanto el fijo como el adscrito a los trabajos de temporada, está haciendo un gran trabajo en las playas, que se encuentran cada día en perfectas condiciones. Esta labor lleva muchos meses de preparación, y todavía dará más frutos conforme avance el verano, porque equipamientos como las zonas de sombra para discapacitados y los peces de reciclaje se han programado para más playas del municipio”.

“Todo es siempre mejorable -admitió-, pero creo que mi antecesor, José Antonio Rojas, hizo un buen trabajo junto a los técnicos que organizan todo lo relativo a las playas. Por mi parte, me comprometo a poner todo mi esfuerzo para que los usuarios de las playas vuelvan a casa con una sensación positiva”, concluyó.

El Ayuntamiento sacó a concurso el servicio de “Atención sanitaria, salvamento y socorrismo en playas” correspondiente al verano de 2019 y a la Semana Santa de 2020. El importe total del contrato, que ganó la empresa Socoservis, es de 237.000 euros (incluyendo IVA).

El pliego de condiciones del servicio era bastante detallado para tener cubiertas de manera adecuada las playas de Guadarranque, Puente Mayorga-Campamento, Torrecarbonera (Alcaidesa), Sotogrande, Puerto Sotogrande, Torreguadiaro y Cala Sardina.

En cada playa hay como mínimo un jefe de playas, un sanitario y dos socorristas, ascendiendo el número de socorristas a seis en lugares de gran afluencia como Puente Mayorga, Torrecarbonera y Torreguadiaro. Asimismo, existen tres patrones de embarcación que también son socorristas acuáticos.

Además hay dos ambulancias con soporte vital básico, con sendos conductores y enfermeros, y también un turismo y un todoterreno para el coordinador del servicio, una embarcación semirrígida, dos motos acuáticas y dos quads.

La “Atención sanitaria, salvamento y socorrismo en playas” se prestará desde el 14 de junio al 8 de septiembre de 2019, y del 6 al 12 de abril de 2020. El servicio se atiende diariamente, incluidos domingos y festivos, y es ininterrumpido de 12.00 a 20.00 horas. Para el servicio de socorrismo, el precio fijado es de 93.615 euros, más 24.885 euros de IVA. En cuanto a los servicios sanitarios, el precio es de 118.500 euros, exentos de IVA. Por lo tanto, el precio total se sitúa en 237.000 euros.

En general, el contrato comprende la vigilancia de las zonas de baño al objeto de atender cualquier incidencia que se produzca, búsqueda, rescate y salvamento, evacuación de victimas del medio acuático o terrestre; además de información al ciudadano ante posibles riesgos derivados del baño y asesoramiento sobre las respectivas precauciones en el mismo.

Los licitantes debieron presentar un Proyecto de Organización y Planificación, así como documentar la experiencia con un mínimo de tres años en estos servicios. Los trabajos contemplan específicamente la mano de obra, las embarcaciones, motos acuáticas, sistemas de comunicación, uniformes, suministros, maquinaria, transporte, herramientas, utensilios y todo aquello que se precise para el desempeño de los trabajos y operaciones. La supervisión se encomienda a Protección Civil.

El Ayuntamiento aporta como medios propios 25 sillas de vigía y siete módulos de atención sanitaria, salvamento y vigilancia o de socorro.

Además, y con el objetivo de facilitar el disfrute de las playas del municipio a las personas con movilidad reducida, desde el Ayuntamiento se han dispuesto varios elementos tanto para permitir su acceso al mar como su estancia en la arena. De esta manera, se han instalado zonas de sombra en las playas de Guadarranque, Torreguadiaro y, por primera vez, en Cala Sardina, así como también pasarelas, algunas enrollables, que permiten llegar con sillas de ruedas prácticamente hasta la orilla.

Asimismo, la Delegación de Medio Ambiente, que preside el teniente de alcalde Juan Serván, está instalando en las playas del municipio peces para ayudar al reciclado de plásticos. Se trata de una iniciativa para concienciar de la importancia del reciclado.

Con la intención de fomentar el reciclaje, el Ayuntamiento de San Roque instaló un pez gigante en la playa de Torreguadiaro, en el cual las personas podrán ayudar a llenarlo de botellas de plástico. Progresivamente se va a instalar en el resto de playas del municipio. El armazón del pez está hecho de alambre y cuerdas.