Inicio | Multimedia

Inauguran el acerado que une Pueblo Nuevo con la zona comercial de Sotogrande

El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, y otras autoridades municipales han inaugurado hoy, lunes, un nuevo acerado que une Pueblo Nuevo con la zona comercial de Sotogrande, junto a la autovía A7. Se trata de una antigua demanda vecinal que ha acometido el Ayuntamiento tras varios años de retraso, hasta obtener la autorización de la Demarcación de Carreteras.

08/07/2019

En la inauguración del tramo de acerado que se ha realizado junto a la vía de servicio de Pueblo Nuevo han estado, entre otros ediles, el delegado de Urbanismo, Juan Manuel Ordóñez, y el teniente de alcalde delegado del Valle del Guadiaro, Óscar Ledesma.

El alcalde explicó que “se trataba de una demanda vecinal de hace mucho tiempo, pero precisábamos las autorizaciones de la Demarcación de Carreteras, que han tardado mucho en concederse”.

“Lo importante -añadió- es que ya es una realidad. El acerado cuenta con dos pasos elevados, tanto en la vía de servicio de Pueblo Nuevo como en la otra parte, en la salida a la autovía por la zona comercial de Sotogrande. Este camino es muy transitado por los viandantes de la zona que van a los supermercados a comprar”, finalizó el alcalde.

Las obras “se adjudicaron, por un importe de unos 40 mil euros, a la empresa Bumecom, de Guadiaro, a la que el alcalde agradeció la labor realizada, por la respuesta de los vecinos ante esta obra, que estaba supeditada al permiso de Carreteras”.

El alcalde adelantó que “se va a mejorar esta obra con jardinería, con la colaboración de la entidad urbanística de Sotogrande; y con iluminación, que esperemos esté lista antes del invierno para darle más seguridad a los vecinos”.

Hay que recordar que en abril de 2017, el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, el diputado Salvador de la Encina y varias autoridades municipales realizaron una visita a la zona junto a los que entonces eran máximos responsables de Carreteras de Andalucía Occidental y de Cádiz. La idea era que ambos funcionarios, adscritos al Ministerio de Fomento, conocieran “in situ” el problema.

El Ayuntamiento había propuesto previamente a Carreteras del Estado varias mejoras en Pueblo Nuevo, tanto en la zona comercial que queda en un lado de la A7, como en la zona residencial, en el otro margen de la autovía. En concreto, se trataba de llevar a cabo una senda peatonal para comunicar con seguridad ambas partes y la mejora del firme en dos tramos de la vía de servicio, entre otras cuestiones.

Para el primero de los proyectos, pues, se ha logrado recientemente el permiso, mientras que la mejora del firme fue ejecutada por el Ministerio de Fomento en octubre de 2017.