Inicio | Multimedia

Esta semana finaliza la instalación del balizamiento de las playas del municipio

Esta semana quedará finalizada la instalación del balizamiento de los 15 kilómetros de costa del litoral sanroqueño, que el Ayuntamiento de San Roque ha encargado a la empresa especializada que tiene la concesión de esta tarea. Estos trabajos se realizan de cara a la temporada de playas, cuyo inicio está previsto para mediados de mes.

04/06/2020

El teniente de alcalde de Playas, Juan Serván, ha ordenado a la empresa Deporsur que inicie las labores de balizamiento de todas las playas del municipio, tanto las de litoral de levante como las de la Bahía.

El teniente de alcalde de Contratación, Óscar Ledesma, recordó que esta empresa tiene el contrato de suministro de este balizamiento por un periodo de 4 años, y en estas fechas está preparada para su instalación cuando se solicite por el Consistorio.

La Ley de Costas establece un reglamento con objeto de proteger la seguridad de las personas y evitar accidentes y, para ello, ordena las zonas de baño y su uso. Esta Ley establece que son los municipios los que tienen la competencia en la vigilancia del cumplimiento de normas en cuestión de salvamento y seguridad en playas.

Son por tanto los ayuntamientos los responsables de balizar, rotular y señalizar las playas y zonas de baño y de vigilar el cumplimiento de las normas y sancionar el no cumplimiento o mal uso. Las balizas marcan la zona de baño, que nunca será mayor a 200 metros pero sí puede ser menor.

En las playas, la línea de boyas de color amarillo señalan la zona de baño, en la que está prohibida la navegación de cualquier tipo, sea a vela o a motor. También está vetado el fondeo.

Para las embarcaciones se establece un canal perpendicular a la orilla, debidamente señalizado por boyas de color amarillo y en sus extremos por una boya cónica de color verde para estribor y una boya roja para babor, por el que acceden a la playa. En este canal está prohibido el baño.

Si bien es cierto que el balizamiento está dirigido a los tripulantes de embarcaciones y, por tanto, el bañista no está obligado al conocimiento de las señales, sí es de obligado cumplimiento la prohibición de baño en los canales.