Inicio | Multimedia

El sector del mantenimiento industrial sigue generando empleo y riqueza a pesar de la crisis

A pesar de que la crisis ha afectado duramente a la industria en general, el mantenimiento industrial sigue siendo un sector que genera riqueza y empleo en España, y que representa el 9,5% del Producto Interior Bruto. Así se ha puesto de manifiesto hoy, miércoles, en la primera jornada del seminario “El mantenimiento industrial en los tiempos de la crisis”, que se imparte en el Centro de Formación de Cepsa, en la Refinería Campo de Gibraltar, dentro del XXXIII Curso de Verano de la Universidad de Cádiz en San Roque.

La teniente de alcalde delegada de Cultura, Dolores Marchena, ha dado la bienvenida a los alumnos en nombre del Ayuntamiento, en un acto en el que también han participado representantes de la Universidad de Cádiz y de la empresa petroquímica. Marchena ha puesto de manifiesto su agradecimiento a Cepsa no solo por ser uno de los principales patrocinadores económicos del Curso de Verano, sino también por ceder sus instalaciones para este seminario. También recordó a los estudiantes que tienen a su disposición una amplia oferta cultural y turística en el municipio.En cuanto al seminario en sí, comenzó con una introducción a cargo de los dos coordinadores, los profesores de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Cádiz José Enrique Díaz y Raúl Martín, a la que siguió una ponencia del segundo sobre “Mantenimiento de sistemas neumáticos y oleohidráulicos”.En un descanso, José Enrique Díaz explicó que “queremos dar una visión de lo que es el sector del mantenimiento industrial, que tiene un peso aproximado del 9,5% del PIB nacional. Participan ponentes de empresas de la construcción naval, de la construcción aeronáutica y por supuesto de Cepsa, a la cual estamos también muy agradecidos por ceder sus instalaciones”.“Por poner un ejemplo, -señaló- los coches tienen que pasar de vez en cuando por el taller para cambiar el aceite, comprobar que los neumáticos no han perdido la huella... Podemos ahorrar dinero en ese tipo de mantenimiento. Pero si es así, debemos tener claro que no podremos hacer viajes tan largos ni tan seguros. Igual pasa con las instalaciones industriales, que si son deficitarias en el mantenimiento pueden provocar riesgos en los trabajadores y en el resto de las instalaciones circundantes, así como redundar en una menor calidad del producto”.“Eso sí, -admitió-, hay que buscar una forma de rentabilizar este mantenimiento, que consume una serie de recursos humanos, materiales, energéticos... y los ingenieros tenemos que tratar de conseguir el resultado más óptimo posible. Combinando herramientas informáticas, estadísticas y el propio conocimiento técnico del sistema podemos optimizar los recursos para disminuir el coste del mantenimiento”.“Tenemos alumnos de la Escuela Politécnica de Algeciras -indicó-, y de otros centros de la Universidad de Cádiz. Aunque hemos querido dar un enfoque amplio al curso, la participación de Cepsa tanto en las instalaciones como con un ponente es muy importante para el seminario. Pero también contamos con ponentes de la Bahía de Cádiz y de Sevilla, para que los alumnos puedan tener una idea sobre sus posibilidades laborales dentro del sector industrial de Andalucía”.La tercera y última ponencia del día, “El mantenimiento en tiempos de crisis. Una visión actual del sector naval”, corrió a cargo de José Pablo Jurado Neva, jefe de la Sección de Mantenimiento y Servicios Eléctricos en Navantia (Bahía de Cádiz).Jurado explicó que “debido a pérdidas de contratos, pocas expectativas en la financiación y otros inconvenientes, en el sector de la construcción naval hemos tenido que sortear la crisis tomando una serie de medidas, algunas drásticas, para aguantar el temporal a la espera de que la situación mejore a corto plazo. De todo ello voy a hablar”.“El mantenimiento -señaló- es un gasto con respecto a la organización, y como gasto debe ser reducido cuando hay crisis. Afortunadamente, en España hay una legislación bastante fuerte que ampara la necesidad de mantenimiento industrial. Hay que apostar por el mantenimiento, porque en algún momento habrá producción y las instalaciones deben estar preparadas para una mayor carga de trabajo”.José Pablo Jurado admitió que el problema de la devolución de las ayudas a los astilleros que exige Bruselas “no nos está afectando en Navantia porque somos un astillero público y esta cuestión se refiere a exenciones de impuestos a los inversores en el sector naval privado”, especialmente en Galicia.“Lo que demandamos -señaló- es que como astilleros somos generadores de empleo en una zona deprimida. Pedimos una mayor carga de trabajo para que haya una mayor entrada de personal externo de industrias auxiliares, soldadores, caldereros y de todos los gremios que participan en la construcción de un buque. Hay mucho paro en la Bahía de Cádiz, y las dos únicas empresas públicas de referencia que quedan son Airbus y astilleros. Es una obligación del Estado promover una carga de trabajo a una empresa pública clave en una zona que lo está pasando muy mal con la crisis”, finalizó.El seminario continuará mañana, jueves, con la ponencia “El mantenimiento en las PYMEs ¿necesidad o lujo?”, a cargo de Salvador González Crespo, ingeniero técnico Industrial experto en reparación de los buques y de calidad de industria aeroespacial. Seguidamente, Víctor Rubén Armenta, jefe del Departamento de Fiabilidad de Cepsa y profesor de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Cádiz, hablará sobre “La práctica del mantenimiento en la industria petroquímica”.