Inicio | Multimedia

El Plan de Ajuste recibe el visto bueno de Hacienda y se anuncia una campaña informativa a los vecinos

El Ayuntamiento iniciará, posiblemente en junio, una campaña informativa para explicar a los vecinos las consecuencias del Plan de Ajuste que se ha debido realizar para afrontar el pago a proveedores. Así lo ha anunciado hoy, miércoles, el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, tras confirmar que se ha recibido un escrito del Ministerio de Hacienda por el que se da el visto bueno a dicho plan, aprobado en el Pleno Ordinario del pasado mes de marzo.

El pasado lunes, 30 de abril, el Ayuntamiento recibió de la Secretaría General de Coordinación Autonómica y Local del Ministerio de Hacienda la comunicación oficial por la que se aprueba el Plan de Ajuste que tuvo que elaborarse para cumplir el Real Decreto Ley que regula el pago de las facturas pendientes con proveedores (hasta el 31 de diciembre de 2011) por parte de todos los ayuntamientos españoles. El Consistorio sanroqueño valora en más de 26,7 millones de euros su deuda pendiente por este concepto. El pago a las empresas se realizará a través de un préstamo concedido al Ayuntamiento por el Instituto de Crédito Oficial (ICO). Entre los requisitos que impone el Gobierno Central figura que las empresas con facturas pendientes deben solicitar expresamente ser incluidas en este plan, pudiéndolo hacer o en las oficinas municipales de Intervención y Tesorería o bien telemáticamente en la página web del Ministerio de Hacienda. El alcalde explicó que “el Real Decreto Ley nos obligaba a presentar tanto el Plan de Ajuste como las facturas pendientes, y este Ayuntamiento ha cumplido en tiempo y forma con ambos requisitos. El Plan de Ajuste incluye medidas para incrementar los ingresos y una austeridad en el gasto con el objetivo de reducir las partidas presupuestarias, para que en el periodo de diez años podamos afrontar el pago del préstamo”. Puntualizó el alcalde que “si bien desde el Ayuntamiento situamos en 26,7 millones nuestra deuda a proveedores, la cifra final dependerá de que todos ellos hayan entregado la documentación requerida antes de finalizar el plazo fijado. Sabemos que las empresas a las que adeuda más el Ayuntamiento, por cuestiones como recogida de basuras y limpieza viaria, se han acogido ya al plan, por lo tanto la cantidad no será muy distinta”. En cualquier caso, animó “a los proveedores remolones a que presenten ya esa documentación, porque en caso contrario no podrán cobrar, aunque intuimos que el Ministerio de Hacienda va a ampliar el plazo por unos días. Desde el Ayuntamiento, en cualquier caso, no hemos dejado ninguna factura en el cajón”. Señaló que “entre los días 14 y 16 de mayo podremos dar las cantidades exactas, porque en esas fechas debe firmarse el préstamo. Entre el 30 y el 31 de mayo se ejecutarán todos los pagos a proveedores que hayan aceptado incluirse en ese plan”. En cualquier caso, desde el Ayuntamiento ya se han hecho números: “Los intereses se situarán -dijo el primer edil- aproximadamente en un 5%, de manera que en el segundo semestre de 2012 habrá que abonar 700.000 euros, y en 2013 la cifra se duplicará, situándose en 1,4 millones. Durante el primer semestre de 2014 se abonarán 700.000 euros, y se acabará entonces el periodo de carencia de dos años. A partir del segundo semestre de 2014 habrá que pagar tanto los intereses como una parte del principal del préstamo, así que estimamos que el total de ese año se situará en unos tres millones de euros”. “Tenemos que buscar -explicó Ruiz Boix- como incrementar los ingresos y disminuir los gastos para así afrontar las obligaciones del Plan de Pago a Proveedores. En este documento se incluyen muchas medidas que no comparte el Gobierno municipal ni vienen incluidas en los programas electorales de los tres partidos que integramos dicho gobierno (PSOE, PIVG y PA). Este plan obliga, pues, a un reajuste de nuestros compromisos con los ciudadanos”. Señaló el alcalde que a partir de junio “nos comprometemos a iniciar una campaña informativa por la que nos desplazaremos a todos los núcleos de población del municipio, para tener encuentros con los colectivos vecinales, a los que explicaremos cuál es la realidad y las consecuencias de este Plan de Ajuste. Esta campaña -precisó- se denominará 'Las cuentas claras. Nuevos compromisos'”. Añadió el regidor sanroqueño que “desde que tomamos posesión, en junio de 2011, hemos trabajado por no aumentar la bola de la deuda municipal. En este tiempo se han destinado unos seis millones de euros, unos 1.000 millones de las antiguas pesetas, para afrontar los pagos de los servicios esenciales y también de las facturas atrasadas”. El alcalde desglosó así esta cantidad: casi un millón de euros para la ayuda a domicilio; alrededor de la misma cifra para la gestión de la Residencia Municipal de Mayores; algo menos de 250.000 euros para la empresa encargada de la celaduría de los campos de fútbol; y algo menos de 200.000 euros para el pago de los monitores de la Universidad Popular. A ello habría que sumar “la bolsa de dos millones de euros que anunciamos en el encuentro que tuvimos con proveedores en septiembre”. Además, hay que recordar que en enero pasado el Ayuntamiento suscribió otro crédito ICO para el pago de facturas antiguas con pequeñas y medianas empresas, lo que supuso poco más de un millón de euros. “El esfuerzo del Ayuntamiento -dijo Ruiz Boix- ha sido importante, y espero que una vez limpiada la deuda y con el pago de nuevas facturas ya regularizado, se puedan cumplir dos objetivos: en primer lugar, que todos los proveedores estén contentos y no se produzcan más despidos en esas empresas; y, en segundo lugar, que en sus facturas futuras no incluyan gastos financieros, de manera que los precios que ofrezcan sean más competitivos, lo que supondría también un ahorro para el Ayuntamiento”.