El alcalde reclama seis millones más de gasto ante la excelente salud económica del Ayuntamiento

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha reclamado al Gobierno de la Nación poder aumentar hasta los 40 millones de euros, seis millones más que lo establecido actualmente, el techo de gasto municipal “para así poder atender desde el Ayuntamiento las necesidades sociales y en materia de empleo que existen en San Roque”. El primer edil ha hecho estas declaraciones con motivo de la presentación de la liquidación presupuestaria de 2015, que arroja “cifras muy positivas”.

2016-04-29 14:37

En el Pleno Ordinario de ayer, jueves, se dio cuenta con carácter de urgencia de la liquidación presupuestaria del año pasado, requisito indispensable para poner en marcha con carácter inmediato el Plan de Inversiones 2016, situado en más de 5 millones de euros. Hoy viernes, el alcalde ha expuesto estas cifras junto a la teniente de alcalde delegada de Hacienda, Mónica Córdoba.

Ruiz Boix indicó que “desde que asumí el cargo de alcalde, en junio de 2011, hemos tenido como guía los objetivos económicos de eficacia, eficiencia en la gestión y austeridad en el gasto. Y, lo que es más importante, la prestación de unos servicios de calidad a los vecinos, privilegiando las políticas que puedan generar empleo y cubriendo las necesidades existentes en todo lo concerniente a Servicios Sociales”.

“Las cifras de la liquidación de 2015 -dijo- reflejan que vamos en esta senda, ya que volvimos un año más a lograr un resultado positivo, en esta ocasión de tres millones de euros. En cuanto a la eficiencia en la gestión, creo que es suficiente decir que el grado de ejecución superó el 83%. Respecto al Remanente de Tesorería para gastos generales -manifestó el regidor sanroqueño-, superó los 20 millones de euros, siete millones más que en el ejercicio anterior. Como ocurrió en 2014, el año pasado no hubo deuda a corto plazo”.

“En lo que concierne a la deuda bancaria a largo plazo -añadió-, se amortizaron más de 19 millones (el ahorro ascendió a 19.307.203,04 euros). De esta manera, el nivel de endeudamiento ascendía entonces al 41,5%, cuando la Ley exige un máximo del 75%. La deuda viva era a diciembre pasado de casi 18 millones y medio (18.412.629 euros), y hoy en día está en unos nueve millones. Hay que recordar que en 2011, la deuda del Ayuntamiento era de 56 millones de euros. Y puedo asegurar que en este mandato se van a saldar todas las deudas bancarias pendientes del Consistorio”.

Añadió Ruiz Boix que “en cuanto a la capacidad de financiación global (Ayuntamiento y empresas municipales) la cifra superó los 12 millones y medio (12.767.616 euros). Hace unos meses el mismo Ministerio de Hacienda reflejaba que el Ayuntamiento de San Roque era el segundo de la provincia de Cádiz y el primero del Campo de Gibraltar en cuanto a capacidad de financiación. El problema es que el Gobierno de la Nación obliga a que prácticamente la totalidad de este dinero tiene que destinarse a amortizar la deuda pendiente”.

“Consideramos -recalcó el alcalde- que, con los niveles de paro existentes en San Roque, el Ayuntamiento debería poder llevar a cabo inversiones que generen empleo y nuevas infraestructuras y servicios para toda la población”.

“Y ello no es posible -continuó- porque el Gobierno Central nos impone la famosa regla de gasto, imponiendo un límite de 34 millones de euros, cuando podemos llegar a los 40 millones sin necesidad de incrementar los impuestos a los ciudadanos. Esa es la cifra que estimamos necesaria para contribuir desde el Ayuntamiento a remediar los problemas en materia de empleo, prestaciones sociales, ayudas a las familias e inversiones que necesita el municipio de San Roque”.

“Hay que elevar el techo de gasto -subrayó el primer edil-, para poder prestar desde el Ayuntamiento unos servicios de calidad, los que se merecen los ciudadanos cuando pagan sus impuestos. Y para lograr ese objetivo es necesario también incrementar la plantilla en varios servicios que están desnudos”.

“Deberían -sostuvo Ruiz Boix- levantarse las restricciones a la contratación de personal impuestas por el Gobierno de Mariano Rajoy, un gobierno que está en funciones, porque existen servicios municipales que precisan trabajadores con los que cubrir las jubilaciones de los últimos años y porque contamos con capacidad financiera para asumir el abono de esos sueldos”, concluyó.