Inicio | Multimedia

Campaña de concienciación sobre reciclaje de aceite de cocina en el mercado de abastos

Los usuarios del Mercado de Abastos Diego Ponce han podido conocer hoy, viernes, la campaña de concienciación sobre la recogida de aceites vegetales usados que se lleva a cabo en toda la comarca. Se trata del primer paso de un proyecto que prevé la instalación de 114 contenedores para este tipo de líquidos que se instalarán en diversos puntos del Campo de Gibraltar y que, en el caso sanroqueño, se pretende llevar a todos los núcleos de población.

Así lo ha indicado el teniente de alcalde delegado de Medio Ambiente, José Antonio Rojas, quien ha participado en esta campaña junto al el vicepresidente de Servicios de Mancomunidad, José Carlos Lara. El edil sanroqueño ha señalado que “desde el Ayuntamiento de San Roque estamos comprometidos con el Medio Ambiente y con el reciclaje, y quiero agradecer que desde Mancomunidad se pongan en marcha experiencias de este tipo”. Señaló en que los contenedores, que tienen una capacidad de 420 litros, aparece un número de teléfono para, en el caso de que el aceite se vierta antes de ser depositado en dicho depósito, un equipo de limpieza pueda dejar la zona en el mismo estado que antes. También irán anclados para evitar que el viento los tumbe. Indicó Rojas que “lo más importante es que con el reciclado de este aceite de cocina evitamos que dañe el medio ambiente y, además, conseguimos que pueda ser reutilizado para la elaboración de biodiesel, por ejemplo”. Por su parte, Lara indicó que “si vertemos el aceite usado por las tuberías no sólo las estamos dañando, sino sobre todo acabará llegando al mar y perjudicará a la flora y fauna marina. Con esta campaña se pone un antes y un después a la hora de reciclar estos líquidos, que pueden volver a utilizarse como biodiesel o en jabones”. La Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, a través de la empresa pública comarcal de servicios ARCGISA, junto con la empresa Hermanos Padilla, pone en marcha una campaña de sensibilización, previa a la puesta en marcha del Servicio Comarcal de Recogida Selectiva de Aceites Vegetales Usados. La campaña, que tiene ámbito comarcal, se desarrolla en los siete municipios de la comarca, en los alrededores de los mercados municipales, en horario de 10 a 12 horas, aprovechando la mayor afluencia de público. Hoy el lugar elegido para presentar esta campaña fue el mercado municipal de San Roque Diego Ponce. "Aceitin", una mascota que representa una gota de aceite, interactua con los ciudadanos para explicar cómo reciclar el aceite. A la vez, se reparten trípticos, embudos y se realiza un concurso fotográfico comarcal, entre las imágenes que los participantes hayan hecho durante la campaña a la mascota y que posteriormente serán subidas a la red. La foto que más votos reciba de los internautas ganará el concurso, dotado con un premio de 50 litros de Aceite Virgen Extra. A mediados del pasado mes de noviembre, ARCGISA otorgó la concesión de este servicio de reciclaje de aceite vegetal de uso doméstico a la empresa Hermanos Padilla por un periodo de cinco años. El servicio se autofinancia, por lo que no conlleva coste alguno ni para el consumidor ni para la empresa comarcal. Se distribuirán en principio 114 contenedores especiales de 420 litros de capacidad, por toda la comarca, especialmente en los alrededores de los mercados municipales y Puntos Limpios, además de en determinadas vías públicas. A su vez, los establecimientos de hostelería que quieran adherirse a este nuevo proceso de recogida selectiva, podrán solicitar un bidón especial de 25 litros, que les será retirado y sustituido periódicamente. El aceite será depositado por los consumidores en botellas de plástico, que a su vez se introducirán en los contenedores. Una vez recogido, será transferido a una planta certificada de reciclado, para su transformación en biodiesel y posterior utilización como combustible. Un litro de aceite vertido en el fregadero puede llegar a contaminar 1.000 litros de agua, además de producir atascos en los desagües y tuberías, a la vez que son de difícil eliminación en las depuradoras, afectando a sus dispositivos. Los aceites, una vez vertidos a los ríos o al mar, forman una capa superficial que impide el paso del oxígeno, afectando por tanto a la flora y la fauna acuáticas. Por lo que es de vital importancia reciclar debidamente este tipo de productos para evitar la contaminación de nuestras aguas.