Inicio | Multimedia

Aprobados los presupuestos de San Roque para 2014

Los presupuesto generales del Ayuntamiento para 2014 han quedado aprobados esta tarde en una sesión extraordinaria del Ayuntamiento Pleno, al obtener 10 votos a favor (6 del PSOE, 2 del PA y 2 del PIVG); 6 en contra del Partido Popular y cinco abstenciones, del grupo de USR y del edil Juan José Puerta.

05/11/2013

Sin embargo, el grueso de las discusiones se centraron en las enmiendas que el edil Puerta había presentado por registro de entrada municipal y que no fueron sometidas a votación por decisión del alcalde, avalado por los informes de los tres habilitados nacionales: secretaria General, interventora y tesorero.

En los tres informes se concluía que era el alcalde el único encargado de la elaboración o modificación de los presupuestos, y el que tenía potestad, y no el pleno, de aceptar enmiendas al mismo. El alcalde mostró públicamente su total rechazo a las enmiendas presentadas por Puerta, por lo que éstas no se votaron.

Además, en los informes se detectaba irregularidades e ilegalidades, por lo que los técnicos desaconsejaban su discusión. Mala redacción, infracción de normas e incluso existencia de déficit presupuestario eran los argumentos de los técnicos contra el escrito de Puerta.

Antes de la votación, tanto el portavoz de USR como el del PP dudaron de la legalidad del Pleno al no poder conocer previamente los informes de los habilitados nacionales, con fecha de hoy y que fueron leídos por el alcalde tras el primer turno de intervenciones.

Además, fue rechazado un segundo intento de dejar sobre la mesa de nuevo el documento presupuestario, ya que la ley señala que la segunda vez que un mismo documento es llevado a Pleno debe ser debatido y votado.

En lo que se refiere al documento aprobado, no sólo recoge el presupuesto propio del Ayuntamiento, sino también la previsión de gastos e ingresos de las empresas municipales Emadesa, Emroque, Multimedia y Amanecer. El presupuesto de gastos e ingresos total, una vez consolidado, es de 51.510.836,39 euros.

En lo que respecta a los distintos capítulos de gasto, se destinan 18 millones de euros a gastos de personal, algo menos que en 2013 debido fundamentalmente a las jubilaciones. Un total de 7,6 millones de euros se destinan a gastos de bienes corrientes y servicios, una ligera disminución respecto al ejercicio anterior. En cuanto a transferencias corrientes (7,9 millones), hay un ligero incremento que se debe a la subida de las aportaciones al Consorcio de Bomberos y en las ayudas económicas de atención social.

Las inversiones previstas ascienden a 3,6 millones de euros. La inversión para renovar los parques infantiles supera los 100.000 euros, mientras que para los recintos feriales se destinarán 120.000 euros. Al igual que este año, cuando se ha actuado sobre 39 calles, se destinarán 200.000 euros al Plan de Asfaltado de 2014, mientras que para la mejora del alumbrado público, con la sustitución de material para ahorrar energía, se han presupuestado 300.000 euros.

El mayor incremento en el gasto se da en el capítulo de pasivos financieros, que se sitúa en 9,5 millones de euros. Por lo tanto, el aumento en la amortización de la deuda respecto al ejercicio anterior es de 6,2 millones, bastante más de lo que obliga el Plan de Ajuste, una subida que se puede afrontar porque se espera también un considerable incremento en los ingresos.

En cuanto a los ingresos previstos, la mayor parte provendrá de impuestos directos (32,7 millones), seguidos de transferencias corrientes de otras administraciones (9,2 millones) y tasas y otros ingresos (4,3 millones).

En el debate anterior a la votación apenas si se habló de estas cuentas y, además de los rifirrafes ya habituales entre el edil Juan José Puerta y el alcalde, Vera y Mayoral, las propuestas de Puerta fueron descalificadas, en mayor medida por el edil de Hacienda.

Jesús Mayoral calificó las propuestas de chapuceras y de no haber tenido en cuenta las reducciones realizadas en muchas de las partidas que se solicitaban. Como ejemplo, Mayoral citó la reducción del gasto político a niveles del año 2000, destacando que algunos sueldos de ediles estarían por debajo del salario mínimo interprofesional, o las prácticamente inexistentes ahora partidas de protocolo o dietas.