Inicio | Multimedia

Abierto el plazo de solicitudes para instalar 25 kioscos de helados durante el verano

El Ayuntamiento de San Roque ha anunciado que se ha abierto el plazo de solicitud para instalar un kiosko de helados durante el verano en varias zonas del municipio. Se trata de 25 puestos de helados y golosinas.
 

24/03/2015

Siguiendo el procedimiento previsto, se abre un plazo de quince días naturales a contar desde el día 24 de marzo hasta el día 8 de abril de 2015, ambos inclusive, para la presentación de solicitudes por quienes estén interesados en la ocupación, conforme al Pliego de Cláusulas para la concesión de uso privativo de vía pública para la instalación de quioscos de temporada para la venta de helados, golosinas y similares.

El objeto de la concesión es el uso privativo de la vía pública para la instalación de quioscos de temporada para la venta de helados, golosinas y similares, de acuerdo con condiciones que se establecen en este Pliego y en el Pliego de Prescripciones Técnicas.

El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, ha señalado que esta es una oportunidad para en la temporada estival un numero de familias logre un sustento, y paliar así las altas cifras de paro existentes en el municipio.

Los 25 quioscos se ubican 3 en Torreguadiaro; dos en San Enrique; tres en Guadiaro; dos en Pueblo Nuevo; cuatro en San Roque casco; uno en Pinar del Rey; uno en Taraguilla; dos en Miraflores; dos en Guadarranque; tres en Puente Mayorga; dos en Campamento; y uno en La Estación.

El Departamento de Urbanismo dispone de planos de situación de las distintas ubicaciones de los 25 puestos previstos en distintos puntos del municipio.
Por su parte, la teniente de alcalde delegada de Contratación, Dolores Marchena, destacó que la duración de la concesión es por un período de dos años, pudiéndose prorrogar por anualidades hasta un máximo de dos, previo acuerdo expreso de ambas partes.

La edil señaló que las concesiones se otorgarán en este año 2015, por el período comprendido desde la fecha de adjudicación de la concesión hasta el 15 de octubre del mismo año.

Para la anualidad posterior y posibles prórrogas, las concesiones estarán vigentes por un período que abarca desde el 15 de marzo hasta el 15 de octubre del año correspondiente. Las instalaciones deberán desmontarse una vez finalizada cada temporada en el plazo máximo de 10 días.

El canon mínimo que sirve de base a la licitación se fija en 507,20 euros, y en ningún caso el canon mínimo fijado en la adjudicación podrá ser reducido. El tipo de licitación podrá ser elevado al alza en la oferta económica que se presente por el proponente.
El concesionario vendrá obligado al pago del canon que resulte en el mismo acto en el que se desarrolle la adjudicación por el procedimiento de puja a la llana.

Como único criterio de adjudicación se tendrá en cuenta la oferta económica más ventajosa, empleándose el procedimiento de subasta, mediante el trámite de puja a la llana,

Las proposiciones para optar a la convocatoria se presentarán en el Registro General de Entrada de Documentos del Ilustre Ayuntamiento de San Roque, en horario de oficina, hasta el 8 de abril. Podrán participar en el procedimiento las personas físicas y jurídicas que gocen de plena capacidad jurídica y de obrar.

Las proposiciones serán secretas y cada licitador podrá presentar más de una proposición para quioscos distintos.

Antes del inicio de la actividad, el licitador seleccionado declarará, ante el Departamento de Patrimonio y Contratación el cumplimiento de los requisitos impuestos por la normativa sanitaria y demás de aplicación, como la prohibición de fumar al ejercer la actividad; que todo el personal deberá estar en posesión del justificante de formación en manipular alimentos, en su caso; estar en posesión de la documentación acreditativa del origen de la mercancía; y tratándose de alimentación no envasada, protección del producto expuesto.

Además se exige el mantenimiento en todo momento de las condiciones higiénico- sanitarias adecuadas, tanto del puesto como del personal trabajador; que todo el material y artículos que estén en contacto con el producto alimentario deberán limpiarse perfectamente y con la frecuencia necesaria para evitar riesgos de contaminación; el Boletín de instalación eléctrica y el certificado de toldos ignífugos, en su caso.