Inicio | Multimedia

“Toros de Gerión”: primer paso para convertir el Museo Municipal de San Roque en un espacio 3D

Hoy jueves se hace público un blog que supone el pistoletazo de salida para convertir el Museo Municipal de San Roque en un espacio de reconstrucción virtual del pasado. Se trata del proyecto “Toros de Gerión. Museología y Realidad Virtual” de la empresa La Sibila, en el que cualquier usuario puede seguir todos los avances hasta llegar al ansiado modelo 3D del museo sanroqueño y que será pionero en toda Andalucía.

2019-03-14 14:48

En la presentación del proyecto, se contó con la teniente de alcalde de Cultura, Dolores Marchena, con el co-fundador y socio de la empresa cultural La Sibila, Andrés Martín, y la responsable de museos en San Roque, Irene Aranega.

Marchena comentó que se trata de un nuevo proyecto desde la Delegación de Cultura y a través del Museo de San Roque dedicado a Carteia en el que hacer partícipes a los sanroqueños y visitantes de que formarán parte de la historia patrimonial a través de Carteia con este proyecto”, indicó.

Según aclaró la edil, “el propósito es acercar y dar a conocer a través de las nuevas tecnologías en tres dimensiones “3D” y de realidad virtual (realidad inmersiva) de lo que existió en el yacimiento y que nos acerca aún más a la historia. Con el nombre de 'Toros de Gerión', se abre así un nuevo espacio cultural, que supone mucho más que el espacio físico que comprende Carteia”, explicó Marchena.

La titular de Cultura dio la enhorabuena a todo el equipo entre el que incluyó a Lucas Extremera como parte integrante del museo municipal.
Por su parte, Abel Martín, explicó que “Toros de Gerión” consiste en la implantación de nuevos medios de interpretación a través de nuevas tecnologías de realidad virtual.

“De esta forma, -comentó Martín-, se transmite el mensaje, los datos, las imágenes..., más allá de los límites físicos del museo. Nos basamos en una rigurosa investigación científica en la que integramos una serie de piezas de la colección en su contexto original mediante su recreación. Gracias a ello, se abren nuevas líneas de musealización”, matizó.

Tal y como explicó el co-fundador de La Sibila, la propuesta se basa en la recreación del contexto original para entender mejor las piezas que existen en el Museo de San Roque (Carteia). El visitante podrá acceder a ellas a través de dispositivos de realidad virtual, unas gafas y otros elementos que estarán instalados en las salas romanas del museo.

Por otro lado, Abel Martín detalló que es de suma importancia el blog que están desarrollando, que ya se puede visitar y donde van actualizando datos para que los visitantes estén al día.

La labor de digitalización comenzó meses atrás para contar con una réplica muy exacta de las piezas en las que van a trabajar. Martín indicó que, “de esta manera, el usuario podrá encontrar desde su dispositivo y a través de 'blog.lasibila.es', o en las principales redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram) las piezas en 3D".

"A medida que vayamos avanzando en el proyecto, seguiremos subiendo al blog las piezas recién digitalizadas y podrán ser compartidas a través de las redes sociales, ya que esta tecnología también es de gran valor para su registro, para conocer el estado actual de las piezas y su estudio”. Martín añadió que, por otra parte también se está creando, de esta manera, un museo virtual de San Roque.

Finalizó agradeciendo a Dolores Marchena y Irene Aranega por su apuesta decidida por la implantación de un medio tan novedoso para el patrimonio sanroqueño.

Por último, Irene Aranega indicó que dentro de este proyecto, La Sibila promueve la reconstrucción de cada pieza, el edificio donde se encontraba y la reconstrucción del contexto urbanístico de Carteia.

“Eso completaría la inmersión en un lugar donde hoy por hoy no podíamos llegar y esta es la idea diferencial de la Sibila, una inmersión con los sentidos, lo que diferenciaría al de San Roque de cualquier museo de Andalucía en la actualidad”.

Aranega añadió que incluso el proyecto del blog ha sido muy interesante ponerlo a disposición de los usuarios, no sólo como visitantes virtuales sino también como realidad de museo virtual para que pueda ser disfrutado desde la distancia.

Abel Martín y Eduardo Arnares son co-fundadores de La Sibila, una empresa cultural de base tecnológica que aplica las nuevas tecnologías para la dinamización de los recursos culturales a partir de sistemas que permitan la interpretación y musealización de los yacimientos, en base a la digitalización del patrimonio cultural, y ofreciendo al usuario un alto grado de innovación.

La Sibila surgió en 2012 de la propuesta de cómo relacionar el patrimonio cultural con las nuevas tecnologías y como todos esos avances tecnológicos permiten manejar la información.

“Toros de Gerión” es un proyecto de carácter museográfico, que conecta determinadas piezas arqueológicas expuestas en el Museo Municipal de San Roque con su contexto original recreado virtualmente.

La integración en dicho contexto nos permite revelar al visitante los múltiples significados de estas piezas como parte de un discurso interpretativo que va desde el elemento arqueológico como parte de un sistema arquitectónico, hasta el uso y significado de estos sistemas en la ciudad romana y la relevancia de Carteia dentro del conjunto de ciudades romanas del Estrecho.

Se trata, de este modo, de trazar líneas de Interpretación transversales para articular discursos que van desde lo concreto y lo singular hasta su significación en sistemas más complejos como es la articulación del Territorio del Estrecho en la Antigüedad Clásica y su interconexión en el contexto del mundo romano.

El uso de la Realidad Virtual como medio interpretativo, permite romper con los límites físicos del museo, ampliando así la experiencia del objeto con la recreación de su contexto original creado virtualmente, lo que permite una mejor comprensión y abre la puerta a una nueva Interpretación de nuestro Patrimonio Cultural.

De este modo, el usuario accede a una serie de contenidos interpretativos que mejorarán la experiencia del objeto cultural: restituciones 3D de los elementos desaparecidos que permiten contextualizar lo conservado, contenidos explicativos adaptados al usuario con distintos niveles de información y en varios idiomas.