Inicio | Multimedia

“San Roque, sin dejar a nadie atrás”, nuevo lema municipal para superar la crisis del coronavirus

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha señalado que si bien el lema que había elegido para el actual mandato 2019/23 era “San Roque, ejemplo de prosperidad”, la pandemia de coronavirus ha forzado a cambiar la orientación de las principales políticas municipales, de manera que ahora el lema es “San Roque, sin dejar a nadie atrás”. Así se quiere reflejar que en la gestión del Ayuntamiento en los próximos tres años se priorizará el paliar las consecuencias económicas del Covid-19, en especial entre la población más vulnerable.

21/04/2020

Ruiz Boix ha explicado este cambio de orientación durante una entrevista en el programa “Tu mañana”, de la radiotelevisión municipal Canal San Roque. El primer edil ha señalado que, a raíz de la irrupción de la enfermedad, “estamos aprendiendo sobre la marcha” a encarar la crisis.

“En junio de 2019, en el inicio de este mandato -apuntó- nos situábamos en 3.100 desempleados, y teníamos el reto de bajar esta cifra”. Recordó que en los últimos años San Roque había pasado de 30.000 a casi 35.000 habitantes, y que se habían puesto en marcha medidas fiscales para trasladar la buena salud económica del Ayuntamiento a las familias, como la bajada del IBI y del “sello del coche” a los mínimos legales.

“Nos habíamos puesto un lema para los cuatro años -indicó el alcalde-, el de 'San Roque, ejemplo de prosperidad'. Hoy estamos en otro escenario y este gobierno municipal se va a adaptar a las nuevas circunstancias”.

“Ahora -recalcó-, el reto es salir de esta situación 'Sin dejar a nadie atrás'. Hasta el verano de 2023 vamos a poner todo nuestro esfuerzo en trabajar para paliar los efectos negativos de la crisis del coronavirus. Va a ser más fuerte y va a impactar más en la economía y familias que la última crisis, de la que muchas familias todavía notan los efectos. Vamos a intentar tener un gobierno y un ayuntamiento todavía más cercano a la ciudadanía”.

En este sentido, recordó el primer edil que “ya se han aprobado políticas relevantes”, entre las que destacó el incremento de la partida para ayudas económicas familiares, que ha pasado de 300.000 a más de un millón de euros. Explicó que en las últimas semanas se han concedido 330 ayudas, lo que supone haber llegado a más de 1.100 personas “y una inversión hasta el momento de 120.000 euros, porque esto no debe considerarse un gasto, sino una inversión en nuestros vecinos y vecinas”. Destacó que el 52% han sido solicitadas por familias que no habían recurrido antes a las mismas, por lo que se trata de población directamente afectada por las consecuencias del coronavirus.

Reiteró que cualquier familia que precise estos recursos económicos para cuestiones esenciales como la compra de alimentos o pagar las facturas del agua o la luz, tan sólo tiene que contactar con Servicios Sociales llamando al 956 780 676.

Otra medida ya puesta en marcha, precisó el alcalde, ha sido la moratoria aprobada por la empresa municipal de vivienda, Emroque, para el pago de alquileres a familias que se han quedado sin recursos y que residen en viviendas del parque público del Ayuntamiento. La moratoria cubre cuatro mensualidades, y además Emroque condonará la del mes de abril a los inquilinos que anteriormente “han asumido con responsabilidad el pago del alquiler”.

Tras agradecer a los numerosos propietarios de viviendas que han perdonado la mensualidad de abril a los inquilinos que han tenido dificultades económicas por la crisis, explicó que Emroque destinará 200.000 euros para ayudar a dichos arrendatarios de viviendas de titularidad privada en los próximos meses. En este sentido, recordó el teléfono de dicha empresa municipal: 956 780 929.

Explicó el regidor sanroqueño que, “una semana después de que finalice el estado de alarma” se va a proceder a la contratación de cien personas en situación de desempleo para llevar a cabo trabajos de temporada como la limpieza de playas, así como para remediar algunas situaciones que se han tenido que dejar de lado porque la prioridad han sido servicios como la desinfección de espacios públicos concurridos, entre los que citó los accesos a comercios de alimentación, a farmacias, a centros de salud...

Asimismo, Ruiz Boix se refirió a otras medidas que se están estudiando para beneficiar a los pequeños negocios que han tenido que cesar su actividad. Además de una ayuda específica para autónomos que pretende concretar esta misma semana, recordó que se van a rebajar las tasas a los puestos de los mercados de abastos, y que no las paguen los vendedores de los mercadillos.

En cuanto al sector del taxi, además de algunos beneficios en cuanto a tasas, indicó que se está estudiando una subvención. En este sentido, señaló que esta ayuda podría compensar la rebaja, e incluso la gratuidad, del coste de los desplazamientos a lugares como hospitales y centros de salud que requieran a los taxistas personas sin ingresos.

También explicó que desde la Delegación de Comercio se está impulsando una plataforma para fomentar el reparto a domicilio de distintos establecimientos, como bares o restaurantes, sobre todo teniendo en cuenta que las previsiones en el sector son de varios meses de cierre a la atención presencial al público.

El primer edil indicó que desde la Delegación de Educación se están intentando subsanar las dificultades de muchas familias a la hora de recibir las tareas para sus hijos en edad escolar, ya que carecen de medios tecnológicos como una impresora. Explicó que también se ha pedido a los colegios que proporcionen al Ayuntamiento el material correspondiente al tercer trimestre del curso, para repartirlo entre el alumnado. En este sentido, señaló que se hasta ahora se ha podido acceder al de algunos centros educativos, pero no a la totalidad de los mismos.

El alcalde también reclamó al Gobierno de España “flexibilidad” en lo concerniente al techo de gasto. “El Ayuntamiento de San Roque -dijo- no tiene deudas bancarias ni con proveedores desde 2016, y ha ido acumulando varios años de superávit. Unos recursos que podemos destinar a las familias que más lo necesitan”.

En este sentido, Ruiz Boix considera que “a los que no nos afecte tanto la crisis, tenemos que estar arrimando el hombro para que haya recursos suficientes para ayudar a los más perjudicados por esta situación”. Concluyó señalando que “desde el Ayuntamiento haremos cambios del presupuesto siempre que sea necesario para que no haya carencias en alimentación para ninguna familia del término municipal”.