Inicio | Multimedia

Protección Civil recepciona más de 14 toneladas de alimentos no perecederos

El cuerpo de voluntarios de Protección Civil, que coordina la teniente de alcalde Mercedes Serrano, ha recibido un total de 14.283 kilos de alimentos no perecederos que proceden del del Programa de Ayuda Alimentaria de la Unión Europea.

06/08/2015

Estos alimentos han sido depositados en el almacén del Programa Municipal de Garantía Alimentaria, situado en las dependencias de Cuatro Vientos (San Roque), para posteriormente ser repartidos a todas las familias del municipio. Este programa es una iniciativa de Protección Civil y de la Delegación de Bienestar Social, que encabeza la concejal María Teresa Benítez, que estuvo presente en la recepción de estos alimentos.

Benítez ha señalado que “acabamos de recepcionar más de 14 toneladas de alimentos del Programa de Ayuda Alimentaria para las familias más desfavorecidas del municipio. Se trata de la primera fase de tres de las que se realizan habitualmente, habiéndose recibido productos como legumbres, arroz, leche, conservas, tarritos infantiles y leche de continuación, entre otros”.

La edil recordó que el cargamento procede de Cádiz, contándose para su distribución desde allí con la con la ayuda desinteresada de Sonidos Marchena. María Teresa Benítez indicó además que “con estos alimentos no perecederos intentamos garantizar uno de los derechos fundamentales como es la alimentación”.

La edil finalmente quiso agradecer a Protección Civil que se encarga de la distribución de estos alimentos en todas las barriadas y Casco, a Jesús Marchena que asume de una forma altruista del transporte de todos estos productos alimentarios “y por su puesto, a la Unión Europea por donar esta gran cantidad de alimentos para combatir la gran necesidad que sigue existiendo entre las familias que peor lo están pasando”.

El Programa Municipal de Garantía Alimentaria se encarga de atender las necesidades básicas de alimentación de familias de todo el municipio. El proceso es el siguiente: para ser beneficiario de una de estas ayudas complementarias de alimentación, previamente se realizará una valoración por parte de las trabajadoras sociales de la Delegación de Bienestar Social e Igualdad. Tras la confirmación de que se cumplen con los requisitos para acceder al Programa; fundamentalmente escasez de recursos económicos para satisfacer las necesidades básicas por sí mismos y falta de apoyo familiar, se derivarán los casos a la Agrupación Municipal de Voluntarios de Protección Civil para que se les haga entrega de los alimentos. En el caso de las familias que residan en el Casco de San Roque, éstas podrán retirar los alimentos de las propias dependencias de Protección Civil, ubicadas en Cuatro Vientos. Para las familias que residen en las barriadas Sanroqueñas, será el personal de Protección Civil el que se desplace hasta las Alcaldías de Barrio, en donde se suministrarán los productos en días y horas concertados previamente. Las Delegaciones Municipales de Bienestar Social y de Protección Civil trabajan conjunta y coordinadamente, para lo que se han elaborado los protocolos internos de atención y derivación de los casos entre ambas delegaciones. Ambos departamentos tienen ya una larga trayectoria de trabajo conjunto en la intervención social con diferentes sectores de población, entre los que destacan: apoyo en el traslado de personas mayores y con discapacidad a diferentes dispositivos de atención como la Unidad de estancia Diurna o las consultas de rehabilitación; impartición de cursos de primeros auxilios para formación de cuidadores en el entorno familiar; desplazamiento de menores a diversas actividades asistenciales y de ocio; apoyo en las actividades externas de los usuarios de la Residencia Municipal para Mayores y Viviendas Municipales para la Tercera Edad etc.

Esta ayuda viene a complementar la atención que se presta a diario desde la Delegación Municipal de Bienestar Social e Igualdad a las familias sanroqueñas que demandan ayudas económicas para cubrir sus necesidades básicas. Entre las ayudas prestadas destacan: alimentación, medicamentos y otras prestaciones de carácter sanitario, pagos de recibos de luz y agua, material escolar, desplazamientos a consultas médicas, adquisición de ropa y calzado, alimentación infantil y pañales, adquisición de equipamiento básico para la vivienda, etc.