Inicio | Multimedia

Nueva concentración frente al Ayuntamiento por una muerte por violencia machista en Zaragoza

Autoridades y trabajadores municipales han participado hoy, lunes, en una concentración de protesta ante una nueva muerte por violencia machista, en este caso en Zaragoza. El número de víctimas mortales por violencia de género en España en lo que va de año asciende ya a 17.

09/05/2016

Todos ellos guardaron un minuto de silencio en memoria de la asesinada tras una pancarta con el siguiente texto: “¡No más asesinatos de mujeres. San Roque contra todo tipo de violencia de género”.

La concejal de Igualdad y Asuntos Sociales, María Teresa Benítez, recalcó que “es importante seguir manifestándonos ante estas muertes por violencia machista, porque no podemos bajar la guardia ante un fenómeno que, a pesar de todos los esfuerzos de la sociedad y las administraciones, no conseguimos erradicar. Desde el Ayuntamiento ponemos todos nuestros recursos a disposición de las mujeres que puedan sufrir esta lacra, y colaboramos con los centros educativos en intentar concienciar a los más jóvenes, porque entre los adolescentes se están incrementando las actitudes machistas que pueden desembocar en violencia”.

En el Pleno Ordinario celebrado el 29 de noviembre de 2012 se aprobó por unanimidad una moción de toda la Corporación contra la violencia machista. En ella se decidía que tras cada muerte de este tipo registrada en España se organizara una concentración frente a la Casa Consistorial y se guardara un minuto de silencio de condena. Este compromiso se renovó en el Pleno Ordinario de la Corporación correspondiente al mes de octubre de 2015.

Un hombre de 71 años asesinó ayer domingo a su mujer, de 72 años, en el barrio zaragozano de Santa Isabel. El individuo, que utilizó una maza para llevar a cabo los hechos, también golpeó con ella a uno de sus hijos, de 39 años y discapacitado intelectual. Además, a otro de los hijos, que acudió a la vivienda tras recibir su llamada, le arrojó un cubo con lejía, sufriendo quemaduras leves en los ojos. El presunto autor de los hechos se encuentra ingresado en un centro psiquiátrico.