No deje de leer ni en la playa

La Red de Bibliotecas de San Roque acerca a los usuarios de la playa de Torreguadiaro la oportunidad de no dejar de leer ni açun estando en la playa. Por undécimo año consecutivo se ha puesto en marcha la Biblioteca Móvil, un sistema de préstamos gratuitos de libros y revistas.

2018-07-01 08:52

De esta manera, la Red de Bibliotecas, que preside la tte de alcalde Dolores Marchena, acerca la lectura a los bañistas de Torreguadiaro, ya que los usuarios que lo deseen podrán acercarse a uno de los módulos instalados frente a los aparcamientos para hacer uso de este servicio, que pone a su alcance varios centenares de ejemplares de libros y otras publicaciones para todo tipo de gustos y en varios idiomas.

El servicio está disponible hasta finales de agosto de lunes a viernes de 11 a 13:30 horas y para poder acceder a este servicio no es necesario ser socio de la Red de Bibliotecas.

La teniente de alcalde delegada de Bibliotecas, Dolores Marchena, comentó que “abrimos durante todo el verano la Biblioteca móvil, para que los que además de disfrutar de nuestras playas quieran dedicarle un rato a la lectura tengan la oportunidad”.

Explicó la edil que los interesados “van a tener a su disposición inmediata “más de un centenar de volúmenes, pero además pueden solicitar cualquiera de las referencias de la Red de Biblioteca y se le facilitaría al siguiente día”.

“Pretendemos -continuó- hacer pasar un rato agradable a los visitantes de la playa de Torreguadiaro, tanto a los turistas como a los sanroqueños y sanroqueñas. Y todo ello combinando cultura, literatura y ocio con la lectura”, concluyó.

Este servicio funcionará en horario de 11.00 a 13.30 horas. La Biblioteca Móvil cuenta con alrededor de 100 títulos destinados a todas las edades y gustos. Existen libros infantiles, manuales prácticos, novelas, revistas y una gran variedad de temas que resultarán de gran interés para pasar un rato agradable.

El personal encargado de la Biblioteca Móvil estará a disposición de los ciudadanos para facilitar cualquier título que no se encuentre en este punto de lectura y sí en cualquier sucursal de la Red de Bibliotecas de San Roque.

El pasado año fueron más de un centenar las personas que durante los dos meses de verano solicitaron un libro o revista en préstamo.