Inicio | Multimedia

Los niños de la Estación vuelven a ir a clase de la mano de “Caminacole”

Por tercer año consecutivo, la Estación de San Roque celebra su “Caminacole”, una actividad organizada por el CEIP San Bernardo y por la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) con la que se pretende que los alumnos vayan a clase sin utilizar vehículos a motor. Colabora el Ayuntamiento, a través de la Tenencia de Alcaldía de Estación y Taraguilla y de Protección Civil.

2015-05-04 11:58

En la mañana de hoy, lunes, se ha iniciado esta actividad, que se desarrollará durante 15 jornadas. El teniente de alcalde de Estación y Taraguilla y responsable de Protección Civil, Juan Manuel Ordóñez, no ha faltado a la cita, y ha acompañado al director del centro, Francisco Clotet, y a la representante de la AMPA y presidenta de la Asociación de Vecinos “La Piedra Gorda”, Isabel Umbría.

Ordóñez ha señalado que “esperamos que este año Caminacole vuelva a ser un éxito, como los dos años anteriores. Con esta actividad se pretende fomentar entre los alumnos el respeto al medio ambiente, además de impedir que se sature la entrada y salida del centro. Pero, sobre todo, se les quieren inculcar hábitos de vida saludables. No podemos olvidar las actividades paralelas, que incluyen una obra de teatro”.

“Quiero agradecer -indicó- al director del colegio y a la AMPA su gran labor para hacer del entorno del colegio un lugar más seguro. Nos gustaría que los niños fueran a clase andando o en bici todo el año y no sólo durante quince días, aunque a veces es difícil por la lluvia. Pero esta actividad sirve para irlos acostumbrando, así como para inculcarles otros hábitos como la alimentación saludable, sobre la que gira el lema de este año”.

El director del centro señaló que “los beneficios de este proyecto se han reflejado ya en los dos años anteriores, y los niños lo esperan con mucha ilusión, además de que se beneficia la entrada y salida del centro. En realidad no sólo es un hábito de vida saludable para los alumnos, sino también para sus familias. Este año Caminacole incluye otras actividades, como la elaboración de una mascota”.

Por su parte, Isabel Umbría indicó que “por tercer año consecutivo llevamos a cabo esta actividad con mucha ilusión y mucho trabajo. Este año la novedad es que tendremos que elegir la mascota a través de los dibujos de los alumnos”, finalizó.

El objetivo de Caminacole es promover que los alumnos y sus familiares no lleguen al colegio por las mañanas en vehículos de motor. Para ello se incentiva a los niños con unos pasaportes o cartillas, que cada mañana miembros de Protección Civil sellan en el trayecto a pie en seis puntos de control distribuidos en la barriada.

Los participantes que consigan rellenar la cartilla completa de “Caminacole” participarán en un sorteo y se obsequiará con un diploma a todos los alumnos que hayan conseguido rellenar la cartilla en su totalidad.

Con esta iniciativa se pretende una reducción del tráfico en zonas cercanas al centro de la barriada; la reducción de la contaminación; y la mejora de las condiciones de vida de la barriada.

Para los niños, las ventajas son evidentes: incrementan su actividad física; desarrollan relaciones y conversaciones entre todos; amplían su círculo de amistades con participantes de otros cursos; aprenden a ser peatones; conocen mejor la barriada y a sus habitantes; y demuestran una mayor concentración en clase.

Las quejas de los vecinos cercanos al colegio por la aglomeración de vehículos hicieron pensar al AMPA en fórmulas para satisfacer estas demandas y que además supusieran un atractivo para los niños y los familiares.