La Junta de Portavoces comienza a reelaborar el reglamento orgánico municipal

Los portavoces de los grupos políticos municipales y el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, se han reunido hoy, martes, para iniciar los trabajos de redacción de un nuevo reglamento orgánico municipal, que entre otras cuestiones regirá las sesiones plenarias. La interpretación del primer edil del actual reglamento ha sido criticada en varias ocasiones por la oposición, en especial en lo referente a los tiempos de intervención en Pleno de los distintos miembros de la Corporación.

2017-07-11 12:25

Antes de iniciarse esta Junta de Portavoces Extraordinaria, Ruiz Boix explicó que “se trata de una reunión de trabajo. El reglamento actual fue aprobado en 2010. Lo propuso entonces el PP, que ostentaba la Alcaldía, y lo aprobó USR, entre cuyos concejales figuraba quien ahora lidera el PP local (Marina García). También lo aprobaron el PIVG y el PA. Únicamente votó en contra el PSOE, y presentamos un recurso a la aprobación inicial que fue desestimado”.

“Este reglamento -continuó el regidor sanroqueño- ha presidido el debate de los plenos tanto en el periodo 2010/2011, cuando estábamos en la oposición, como desde junio de 2011 hasta la actualidad, estos seis años que llevo de alcalde. Pero los resultados de las elecciones de 2015 (en los que el PSOE obtuvo la mayoría absoluta) no han sido masticados por la oposición, y ahora no les agrada el documento que en su día confeccionaron y aprobaron ellos, con la excepción de San Roque Sí Se Puede, que no existía en 2010”.

“Entiendo -indicó Ruiz Boix- que hay que modular este reglamento, y hoy empezamos un trabajo conjunto para llegar a soluciones conjuntas. Donde todos tengamos el tiempo (de intervención en los plenos) que los electores han dado a los distintos grupos políticos. Por cierto, en San Roque es habitual que un concejal conforme un grupo, como le ocurre al PA y al PIVG, partido este último que es el que más se queja. También se va a valorar esta cuestión”.

“Espero -añadió- que lleguemos a una propuesta conjunta que compartan todos los grupos en el gobierno y en la oposición, un reglamento que todos respetemos. Pero sigo pensando que lo importante no es el tiempo de intervención, sino el contenido de las propuestas que se aprueben en los plenos. En eso debemos estar y no en el afán de crítica destructiva que guía las intervenciones de la oposición”, concluyó Ruiz Boix.