Inicio | Multimedia

Enseñar hábitos saludables a los estudiantes de la Estación, objetivo del VII Caminacole

Los estudiantes del CEIP San Bernardo, de la Estación de San Roque, están participando de manera masiva en el “Caminacole”, que potencia que acudan al colegio a pie o en cualquier vehículo sin motor, así como a trabajar en el huerto escolar. En la mañana de hoy, lunes, ha comenzado la séptima edición de esta actividad, que se prolongará hasta el próximo viernes 24 de mayo.

13/05/2019

Organiza la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del colegio de la Estación, junto a la Tenencia de Alcaldía de la Zona Interior, la Delegación Municipal de Educación, la Asociación de Vecinos “La Piedra Gorda” y el propio CEIP San Bernardo. El primer teniente de alcalde y delegado de la Zona, Juan Manuel Ordóñez, asistió a la jornada inaugural y acompañó a la presidenta de la AMPA, Silvia Nieto, y al vicepresidente, Salvador Rojas.

Nieto explicó que “desde hace unos años se está realizando el Caminacole, una iniciativa de nuestras antecesoras del AMPA para fomentar los hábitos de vida saludable y evitar la contaminación y los atascos. Participan más de 400 niños”.

Por su parte, Salvador Rojas dijo que “con el Caminacole se fomenta que los niños vengan andando al colegio para evitar atascos y contaminación, para que se relacionen con la gente de la barriada y la conozcan, sobre todo los más pequeños. Para ellos es muy interesante porque van haciendo amigos nuevos, conocen a la gente mayor de la Estación que los van saludando. Los maestros dicen que están más concentrados en clase al llegar andando”.

Indicó que “lo ideal es que se hiciera durante todo el curso, pero al menos se hace 10 o 20 días todos los años, teniendo un seguimiento importante”. Explicó Rojas que “hay tres puntos para sellar las cartillas: en el parque, en el pollete y en la guardería. Además, lo pueden sellar los alumnos que van al aula matinal”.

Las ventajas de acudir al colegio sin utilizar los vehículos a motor son claras, ya que por un lado se reduce el tráfico y la contaminación en la barriada. Pero, además, al ir andando o en bicicleta los estudiantes incrementan su actividad física, desarrollan relaciones sociales, amplían su círculo de amistades con participantes de otros cursos, aprenden a ser peatones, conocen mejor la barriada y sus vecinos y, además, demuestran una mayor concentración en clase.

“Caminacole” surgió debido a las quejas vecinales por la saturación de los vehículos a motor que se producía a la entrada y a la salida de los niños al colegio. A raíz de las reuniones entre la asociación “Piedra Gorda”, el AMPA y el centro educativo, se decidió crear este proyecto.

Así, los escolares van sellando día a día una cartilla como control, y si la cumplimentan durante las dos semanas que dura la actividad reciben un regalo. Además, a final de curso se realiza un sorteo entre los participantes y los ganadores obtendrán premios. Paralelamente, durante estos días se realizarán actividades en el huerto escolar, que se plantó hace tres meses.