Emroque dobla prácticamente sus beneficios en 2015 respecto al año anterior

La empresa municipal Emroque ha cerrado el ejercicio 2015 con unos resultados positivos cifrados en 114.475,88 euros. El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha señalado que “un año más, la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda no sólo obtiene beneficios, sino que prácticamente los dobla respecto a 2014. Aunque lo más importante es el servicio que se presta, contar con unos resultados tan buenos permite disponer de un colchón económico de cara al futuro”.

2016-04-19 14:22

Hay que recordar que el resultado del ejercicio de 2014 fue para Emroque de 65.699,5 euros, mientras que en 2013 la cifra fue de 30.050,84 euros.

El primer edil recordó que “Emroque es una empresa que lleva ya 22 años dedicándose a facilitar el derecho a la vivienda a los sanroqueños, prestando una atención especial a las viviendas protegidas y al alquiler para familias con menos recursos. En estos momentos sigue existiendo un gran número de viviendas privadas que, debido a la crisis, se ponen en venta a un precio inferior que las viviendas protegidas nuevas”.

“Ante esta realidad -continuó Ruiz Boix-, hemos propiciado desde Emroque soluciones como el acuerdo al que llegamos el año pasado en Camino del Almendral con un promotor privado. En virtud del mismo se han podido ofrecer 16 viviendas a familias con pocos miembros, que normalmente se quedan fuera de las viviendas protegidas porque se privilegia a las familias numerosas”, concluyó.

Por su parte, el teniente de alcalde delegado de Urbanismo y consejero delegado de Emroque, Juan Manuel Ordóñez, explicó que “esta empresa es todo un ejemplo de que un Ayuntamiento puede tener una política de vivienda contando con recursos propios. En total, ha propiciado la creación de 600 viviendas en el municipio, la mayor parte de ellas de protección oficial o de promoción pública”.

“En la actualidad -comentó Ordóñez-, Emroque se centra en gestionar este parque de viviendas, muchas de ellas de alquiler. Los 114.500 euros de beneficios correspondientes a 2015 se van a destinar a la Reserva Voluntaria, donde se están acumulando fondos que nos permitirán actuar con una importante cobertura si se produce cualquier emergencia. O, si se dan las circunstancias propicias, emprender nuevos proyectos de construcción de viviendas protegidas, como los que tenemos ya pensados para San Enrique y la Estación”, finalizó.

La empresa Emroque se constituyó el 14 de marzo de 1994, siendo su primer presidente el entonces alcalde Andrés Merchán. Al ser su único accionista el Ayuntamiento de San Roque, el Pleno de la Corporación es su Junta General. En cuanto al Consejo de Administración, cuenta con un máximo de nueve consejeros, de los cuales sólo tres pueden ser a la vez ediles.

Su primera operación fue una asociación con Ayala España para construir cinco viviendas de protección pública en San Enrique. Con los resultados económicos de esta primera actuación, así como con la venta pública de unas parcelas, Emroque comenzó a tener liquidez y a desarrollar sus propios proyectos en solitario.

En estos 22 años, se han desarrollado unas 250 viviendas de protección oficial, otras 250 de promoción pública (de mayor calidad que las VPO) y unas 40 de venta libre. Todas estas promociones tienen garajes, y muchas de ellas locales de negocio y trasteros. En cuanto a su ubicación, se han construido en prácticamente todos los núcleos de población: San Roque Casco, San Enrique, Taraguilla, Puente Mayorga, Guadiaro, Estación de San Roque y Campamento.

Emroque también ha gestionado 56 viviendas autoconstruidas en La Torrecilla (Casco), Estación, Taraguilla y Torreguadiaro, encargándose de aspectos como la coordinación del proyecto, gestión de las obras, titularización... Asimismo, intervino en el proceso de adjudicación de 120 viviendas públicas promovidas por la Junta de Andalucía en El Calvario (Casco), Guadiaro y San Enrique, encargándose también durante once años de la gestión de los arrendamientos y del mantenimiento.

En cuanto al desarrollo de suelos, Emroque ha participado junto con otros promotores públicos y privados en la urbanización de unos 250.000 metros cuadrados de suelo: Plan Parcial GD-1 (Avenida Tierno Galván y Avenida Mar Mediterráneo de Guadiaro); Plan Parcial Villa Victoria (Puente Mayorga); Plan Especial Cuarteles (Casco); y Plan Especial Huerta Varela (Casco).

Pero la labor de Emroque no se ha ceñido tan solo a la promoción de viviendas y al desarrollo de suelos. Usando medios propios y, en su mayoría, fondos propios ha gestionado, entre otras, obras tan importantes como: el Museo Municipal de la calle San Felipe; la rehabilitación del Edificio Diego Salinas y del pabellón de la Policía Local; la adecuación de las viviendas tuteladas de la calle Málaga; la adecuación de los locales de las cofradías en La Torrecilla; el Parque Ferial de Guadiaro; y la adquisición del antiguo cuartel de la Guardia Civil en Puente Mayorga.

También han sido muy relevante su intervención en cuestiones que podrían calificarse “de emergencia”, como el realojo de unas 60 familias de la barriada de La Colonia de Puente Mayorga o su intervención con el BBVA para la adquisición de unas 60 viviendas en Miraflores para evitar ejecuciones hipotecarias. En este caso, Emroque adquirió las viviendas y se evitó el lanzamiento de los vecinos.

No se puede olvidar, tampoco, que Emroque ha gestionado los programas autonómicos de rehabilitación de viviendas, de los que se han beneficiado unas 900 familias. Además, la empresa municipal tiene encomendado por el Ayuntamiento la gestión del Registro Municipal de Demandantes de Viviendas Protegidas, donde en la actualidad hay unas 600 personas inscritas.

Uno de sus últimos proyectos, ya finalizado, ha sido la redacción del Plan Municipal de Vivienda y Suelo, que fue aprobado en Pleno de la Corporación el 27 de febrero del pasado año, de manera que ha sido uno de los primeros PMVS en ser aprobados en todo el territorio andaluz.

En la actualidad, Emroque se centra en la administración de su propio parque de viviendas en alquiler (unas 350), así como en los locales propios (3.000 metros cuadrados) y garajes no vinculados (65 plazas), sin olvidar el mantenimiento del resto de su patrimonio. Además, la empresa municipal es titular de suelos urbanos y urbanizables con capacidad para más de 1.500 viviendas.