El alcalde se marca 5 grandes retos para los próximos 12 meses, los últimos del presente mandato

La reducción del paro en 200 personas a través de los planes de empleo municipales, la inversión de más de 10 millones de euros, la bajada del IBI hasta el mínimo legal, aumentar las partidas en políticas sociales y el fomento de la participación ciudadana. Estos son los cinco grandes retos para los próximos doce meses que se ha marcado el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, en su balance del tercer año de gestión en el presente mandato y el séptimo desde que asumió por primera vez la Alcaldía.

2018-06-13 14:43

Este balance de gestión municipal se ha presentado en el patio del Palacio de los Gobernadores, donde han asistido todos los ediles del Equipo de Gobierno (once del PSOE y uno del PA), así como mandos técnicos municipales y representantes de distintos colectivos ciudadanos. Al comenzar el acto se proyectó un vídeo realizado por la empresa Multimedia en el que se recogen algunos de los resultados más destacables de dicha gestión, agrupados en 21 grandes epígrafes: bajada de impuestos, la gratuidad de los 20 primeros metros cúbicos de agua consumida, la realización de los planes de choque, la ejecución de infraestructuras como el carril bici del Pinar del Rey, la consecución de la Edusi, las 250 contrataciones de Emadesa... El video puede verse en la dirección https://www.youtube.com/watch?v=jHSNxj2_HEg

En su discurso, el primer edil comenzó indicando que “para los próximos meses pretendemos alcanzar el cien por cien de los compromisos electorales que adquirimos con la ciudadanía de San Roque. Ya estamos rondando un grado de cumplimiento del 90%”. Para Ruiz Boix, “San Roque está mucho mejor que en junio de 2015. San Roque avanza y avanzamos Juntos. Y lo hacemos gracias a la estabilidad política de la que gozamos en este Ayuntamiento, y gracias también al esfuerzo compartido de todos los sanroqueños y sanroqueñas”.

“El paro, nuestra principal preocupación y el objetivo prioritario de todas nuestras políticas, contabiliza hoy casi 900 parados menos que hace tres años por estas fechas y casi 1.600 parados menos que cuando alcanzamos el pico más alto de esta crisis, en noviembre de 2012”, afirmó el regidor sanroqueño. En este sentido, recordó la contratación de 250 personas en los últimos doce meses a través de los trabajos de temporada de Emadesa, así como los 126 contratados a través de los planes de empleo de la Junta. “Más de 600 personas -afirmó- en estos tres años han tenido un contrato vinculado al Ayuntamiento”.

En este momento adelantó el primer reto que se ha fijado para el próximo curso político: la contratación de más de 200 personas a través de los planes de trabajo de temporada de Emadesa y del que hay previsto para personas con discapacidad a través de Amanecer.

Señaló que a este empleo directo hay que sumar el indirecto que, principalmente en el sector de la Construcción, se generará gracias a la ejecución de las inversiones previstas, para lo que se ha fijado un mínimo de diez millones de euros. Esta cantidad elevaría el montante total al final del mandato “a una cifra más cercana a los 25 millones que a los 20”.

“En este último año -recordó-, este Gobierno Municipal ha acometido una bajada de impuestos de la que ya se están beneficiando todas las familias sanroqueñas, que han visto cómo han bajado los recibos de la contribución, el sello del coche hasta el mínimo que marca la Ley o la tasa de cementerios, con un precio simbólico de un euro. Y también hemos conseguido, y espero que se vea reflejado en agosto, una bajada en la factura del agua, con los primeros 20 metros cúbicos de consumo bonificados, gracias a un acuerdo que mejora la prestación de los servicios de agua y recogida de basuras. Un acuerdo que, por cierto, quieren también para sí otros ayuntamientos de la comarca”. En este sentido, y como tercer reto para los próximos meses, Ruiz Boix se fijó la reducción del tipo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI, contribución) del 0,42 al 0,40, lo que supone el mínimo que fija la Ley”.

La cuarta medida autoimpuesta es “el incremento de las partidas destinadas a políticas sociales. Potenciaremos las nuevas ayudas para los estudiantes de Primaria y Secundaria con menos recursos; culminaremos la primera fase de las nuevas viviendas tuteladas de la Alameda; y avanzaremos en la construcción de la nueva Residencia Asistencial de Huerta Varela con capacidad de 100 plazas para mayores. Y, desde luego, vamos a seguir impulsando desde todos los ámbitos las políticas de género con la aplicación del I Plan de Igualdad entre Hombres y Mujeres puesto en marcha en este último año”.

A continuación, Ruiz Boix se refirió a distintas políticas llevadas a cabo en los últimos doce meses, como la realización de planes de choque de limpieza en todos los núcleos de población; la puesta en marcha del quinto plan de asfaltado y la previsión de un sexto para el próximo año; las pequeñas obras en distintas barriadas, como las ejecutadas en las barriadas Cepsa y Nazaret de Puente Mayorga y de La Paz en San Roque Casco; la finalización, en breve, del carril bici al Pinar del Rey y el comienzo de las obras del de la Estación; y la consecución de la Edusi, que supondrá una inversión superior a los 6 millones de euros en el eje Olivillos, Simón Suarte, Vallecillo Luján.

Como quinto y último reto, el alcalde se fijó “el compromiso de fomentar la Participación Ciudadana, también a la hora de compartir decisiones y demandas”, así como la creación de nuevos espacios de encuentro y ocio en todos los distritos, “porque es allí donde se debate la actuación municipal. Los 30.000 sanroqueños tienen algo que decir durante todo el mandato, no sólo una vez cada cuatro años, cuando depositan su voto”.

También hizo referencia a los proyectos con los que se quiere afianzar la realidad de San Roque como capital cultural del Campo de Gibraltar, entre los que incluyó la celebración en otoño de la II Bienal de Flamenco Canela de San Roque; la potenciación del Curso de Verano de la UCA; la rehabilitación del antiguo ayuntamiento, que albergará las salas de exposiciones del Museo Vázquez de Sola; y la construcción de la nueva sede de la Universidad Popular en Huerta Varela, por importe de 2,5 millones de euros.

Se comprometió también a que el Ayuntamiento seguirá liderando la oposición al fondeadero exterior que prevé la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras (APBA) en la costa del Valle del Guadiaro, “porque atenta contra el turismo ligado al golf, al polo y a la vela”, una de las dos grandes fuentes de riqueza del municipio junto a la industria.

El primer edil está seguro de que el nuevo Gobierno de España “va a ser más sensible” que el anterior con cuestiones como la modernización del trazado ferroviario Algeciras-Bobadilla, la ejecución de la segunda fase del Paseo Marítimo de Torreguadiaro o “el arreglo de ese punto negro que supone el Cruce del Toril”.

Por último, el alcalde agradeció la contribución de los trabajadores municipales a que todas estas políticas puedan llevarse a cabo.