El alcalde compara con “el perro del hortelano” la actitud del Gobierno con la bocana del río Guadiaro

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, considera que el Gobierno Central actúa en el tema del cierre de la desembocadura del río Guadiaro “como el perro del hortelano: no hace nada, y cuando tenemos que hacer nosotros su trabajo, nos señalan con una multa”. El primer edil también calificó la apertura ayer de la bocana por unos vecinos y ecologistas como “un acto valiente, aunque insuficiente. Es necesario retirar 80.000 metros cúbicos de arena”.

2017-07-11 12:00

Ruiz Boix ha hecho estas declaraciones tras conocer el comunicado de ayer de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz en el que se insiste en que la competencia para retirar la arena es del Ayuntamiento en virtud de una concesión administrativa que, según este organismo, todavía no ha caducado.

El regidor sanroqueño ha aclarado al respecto que “en 2011, ante el problema de seguridad que sufrían las viviendas de Los Lacasitos, y vista la dejadez por parte de la Demarcación de Costas que no regeneraba ese tramo de playa de Sotogrande con la arena necesaria, desde el Ayuntamiento se solicitó permiso para actuar. Se trataba de, con fondos aportados por los vecinos, construir dos espigones y aportar 20.000 metros cúbicos de arena. Y punto”.

“Esa -añadió- es la actuación que aprobó la Junta de Andalucía y que fue compartida con el Ministerio de Medio Ambiente. Una vez construidos los espigones, aportada la arena y certificado el fin de la obra, el Ayuntamiento no tiene ninguna competencia más. Y menos aún para retirar más arena de la bocana del río Guadiaro, que está a poca distancia, pero no en el mismo lugar donde se ejecutó esta obra”.

“En cada escrito enviado en 2015 y 2016 -continuó el alcalde- en los que solicitábamos actuaciones a la Demarcación de Costas para abrir la bocana, hemos señalado repetidamente que hemos renunciado a la concesión administrativa. Se lo hemos trasladado a través de un escrito de Alcaldía y también reproduciendo la moción en ese sentido que en su día presentó el Grupo Municipal del PP y que fue aprobada en Pleno de la Corporación”.

“El señor Agustín Muñoz -explicó Ruiz Boix en referencia al subdelegado del Gobierno Central en Cádiz- debe sacar la cabeza de debajo de la mesa, conocer el problema y actuar en consecuencia”. Para el alcalde, “este problema en la bocana del río Guadiaro se repite cada año, y ocurre porque la Demarcación de Costas, del Ministerio de Medio Ambiente, no actúa como es debido”.

Apuntó que “de una orilla a otra del río hay más de doscientos metros, de los que más de 150 metros de su desembocadura están siempre cegados de arena. Una arena que pedimos para regenerar la playa de Los Lacasitos y dar seguridad a esas viviendas”.

“Cuando se ha actuado -sostuvo- ha sido sólo para parchear. En 2016, despues de más 20 días de cierre de la bocana y cuando desde el Ayuntamiento se actuó para evitar un problema medioambiental derivado de la muerte de miles de peces, Costas nos abrió expediente sancionador y luego tan sólo retiró 10.000 metros cúbicos de arena. Pero los técnicos municipales consideran que es necesario retirar más de 80.000 metros cúbicos”.

Recordó el primer edil que “el Ayuntamiento asumió una competencia que no es nuestra, y en colaboración de colectivos ecologistas y vecinos, utilizamos máquinas de Emadesa para abrir la bocana. Por cierto, la oposición municipal ha denunciado este uso de maquinaria municipal, porque señalan que no debíamos haber actuado al no ser nuestra competencia”.

“A los pocos días -añadió-, concretamente el 26 de septiembre de 2016, el Ministerio de Medio Ambiente abrió un expediente sancionador contra el Ayuntamiento, en el que nos acusaban de haber actuado sin la preceptiva autorización administrativa, lo que se consideraba una actuación grave que podía ser sancionada con hasta 300.000 euros de multa”.

“Si el Gobierno Central -se preguntó- tenía competencias para abrirnos este expediente sancionador, no entendemos como ahora el mismo Ministerio de Medio Ambiente viene a señalarnos que el Ayuntamiento tiene competencias para actuar. Es un despropósito total, un intento de rehuir responsabilidades y un nuevo castigo al municipio. Es un ejemplo claro de desidia y dejadez, una situación como la del perro del hortelano: no actúa, y cuando tenemos que actuar nos señalan con una multa. Y ahora nos dicen que la competencia es nuestra”.

“Ayer -apuntó el alcalde- hubo una actuación valiente por parte de vecinos y ecologistas, quienes con material rudimentario abrieron una pequeña senda de comunicación entre el río y el mar. Lo califico de valiente teniendo en cuenta el expediente que se nos abrió, pero creo que es claramente insuficiente. Imagino que la misma dinámica marina habrá vuelto a cegar la desembocadura por la noche. Ya he dicho que nuestros técnicos consideran que hay que retirar 80.000 metros cúbicos de arena”.

“Desde el Ayuntamiento -ironió Ruiz Boix- ofrecemos las orillas del río para que los dirigentes del PP de Cádiz y Andalucía vengan de excursión con motivo de la apertura de la bocana. Capitaneados por el señor delegado Antonio Sanz, acompañado del subdelegado anterior, señor De Torre, o del actual, el señor Muñoz, y también con los concejales del PP sanroqueño. Y que se hagan las mismas fotos que se hicieron el año pasado”.

“Y que se deposite esa arena en la playa que hay que regenerar -apuntó-. Entonces podremos decir que después de seis años de presidencia de Mariano Rajoy se ha llevado a cabo una actuación del Gobierno Central en San Roque. Sería el bautizo en el municipio del señor Sanz como subdelegado tras dos años en el cargo, y del señor Muñoz tras ocho meses”, concluyó.