Consejos de la OMIC para evitar estafas en la revisión del gas

La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) ha redactado una serie de consejos a los usuarios para evitar posibles estafas en la revisión de las instalaciones de gas en los domicilios, tanto si se trata de bombonas de butano, como de gas canalizado.

2017-08-24 12:58

Los timos en la revisión de las instalaciones de gas suelen afectar principalmente a personas ancianas. En algunos casos, estos sujetos han amenazado a sus víctimas con cortar el suministro o con importantes multas si se negaban a la revisión.

Desde la OMIC, servicio que preside la edil Belén Jiménez, se quiere prevenir estos hechos, y por eso ha elaborado esta nota informativa en la que se indican una serie de consejos a los consumidores y usuarios.

El primero y fundamental es que no se debe dejar entrar en el domicilio a ningún operario que se presente sin avisar, porque existe siempre la opción de concertar las citas con las empresas con las que se tenga firmado un contrato previo de revisión o mantenimiento.

Las recomendaciones son las siguientes. En el caso de gas envasado (la popular bombona de butano), la OMIC insta al consumidor a que “no deje entrar en su domicilio a ningún operario ante la más mínima duda, salvo que se trate de una empresa con la que usted tenga un contrato previo de revisión o mantenimiento”.

Recomienda también “pasar las revisiones periódicas. Usted puede contratar libremente con la empresa autorizada por la Consejería de Industria que usted elija. Llame a la empresa y concierte día hora y presupuesto”.

Sobre las instalaciones de gas canalizado, la OMIC también señala que “no deje entrar en su domicilio a ningún operario si previamente no ha sido avisado por su empresa del día y hora en que pretenden hacer la revisión. Tienen obligación de avisar con suficiente antelación”.

“No pague nada -continúa la nota informativa- en el momento de la revisión, ya que tienen la obligación de pasar el cobro en el siguiente recibo. Antes de firmar los trabajos realizados asegúrese de no estar firmando un contrato de mantenimiento, salvo que es sea su deseo”.

Se espera que estos consejos contribuyan nuevamente a poner en guardia a los ciudadanos. No se trata de sembrar la alarma, sino tan sólo de evitar estas estafas antes de que ocurran. Desde la OMIC continuarán con esta política de prevención y de proximidad con los ciudadanos, ya que se pretende que este servicio sea conocido por toda la población del municipio y que lo utilicen los ciudadanos siempre que lo consideren oportuno.