Inicio | Multimedia

Comienza la retirada de cañas de las playas, donde se prevén llenar más de 50 camiones

El temporal de lluvias de principios de diciembre, que provocó graves daños en distintos núcleos de población, también acumuló vegetación muerta en el litoral sanroqueño, especialmente en la zona norte. La previsión es que en las próximas semanas se retiren más de 50 camiones de cañas y troncos de las playas del Valle del Guadiaro, una labor que ya se está realizando en Torreguadiaro una vez que se han subsanado los problemas más acuciantes en las áreas habitadas.

2016-12-28 14:01

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha supervisado hoy, miércoles, este trabajo junto a los tenientes de alcalde delegados de Obras y Servicios y del Valle del Guadiaro, José Antonio Rojas y Óscar Ledesma, así como el concejal responsable de Medio Ambiente, Juan Serván. El primer edil ha recordado que “en el primer fin de semana de diciembre sufrimos un enorme temporal, cuando tuvimos precipitaciones que nunca se habían registrado en el término municipal de San Roque desde que existen estadísticas al respecto”.

“Las lluvias -apuntó- provocaron graves daños en distintos puntos, principalmente en la Estación de San Roque, Guadarranque y algunas zonas de Pueblo Nuevo, donde se realizaron labores de limpieza, desescombro y otras tareas adicionales. Y desde hace varios días hemos comenzado con las playas”.

“Por lo tanto -aclaró el alcalde- hemos priorizado las actuaciones, realizando primero las que más afectaban a los vecinos y vecinas en las zonas próximas a sus viviendas. De todas formas, en las últimas dos semanas se han realizado ya varias limpiezas manuales en las playas, retirando animales muertos que podrían afectar a la salud por encontrarse cerca de viviendas, así como basuras que tenían más riesgo de descomposición”.

“Ahora -añadió Ruiz Boix- se está procediendo a la retirada de la gran cantidad de cañas y troncos. La previsión es llenar más de 50 camiones enormes, una cantidad que podría ser superior, para devolver a la normalidad a las distintas playas del municipio, aunque las más afectadas son las de Cala Sardina, Torreguadiaro y Guadalquitón-Borondo. Además, una vez retiradas las cañas con las máquinas, se hará otra limpieza manual para que el litoral pueda ser usado con normalidad por los bañistas”.

“Esta tarea -señaló- nos va a llevar varias semanas. Es imposible hacerlo en menos tiempo. Quisiera que los vecinos que no conocen el problema y saben de ello a través de las redes sociales conozcan la realidad y vean la ingente cantidad de cañas. Y, sobre todo, que se sepa que venimos actuando no desde ahora, sino desde el mismo 3 de diciembre, aunque las lluvias se extendieron también al domingo 4 y al lunes 5, contando con muchos trabajadores que se sumaron a la guardia de forma voluntaria”.

“Desde el primer momento -apuntó el regidor sanroqueño- hubo trabajadores de Emadesa, de Amanecer, de Seguridad Ciudadana, de Protección Civil... trabajando en estas tareas del temporal. No se ha parado desde entonces, pero había que priorizar las actuaciones. Espero que durante el mes de enero hayamos finalizado totalmente, pero no vamos a ser capaces de resolver este problema antes de que acabe el año porque la cantidad de cañas es inmensa”.

“Cuando se acabe este trabajo -dijo Ruiz Boix- haremos una valoración global de los daños que ha supuesto este temporal, con unas precipitaciones nunca antes registradas en el municipio desde que hay datos al respecto. Ya contamos con una aportación aprobada por la Junta de Andalucía de unos 220.000 euros para corregir infraestructuras afectadas por el temporal y esperamos que el Gobierno Central colabore también en corregir los efectos de este temporal que afectó a todo el municipio”.

Hay que recordar que el Ayuntamiento presentó el 7 de diciembre a la Subdelegación del Gobierno Central en la provincia de Cádiz una primera valoración de daños en el municipio por el temporal, que se elevaba a casi 11 millones de euros.

En cuanto a bienes privados, en esta primera valoración destacan los daños sufridos en las viviendas de las calles Molino, Río y Patio García, de la Estación, donde el temporal también afectó a 35 vehículos. Asimismo hubo importantes daños en los locales comerciales de la Plaza Ortega Brú y de la Avenida Guadarranque, en ambos casos en la Estación, así como en viviendas y establecimientos de las barriadas de San Enrique, Guadarranque, Urbanización Alboaire, Taraguilla, Campamento, San Roque Casco y Guadiaro.

En lo que se refiere a infraestructuras públicas, los desperfectos más costosos se ha producido en el encauzamiento del Arroyo de los Gallegos (Puente Mayorga), con daños valorados en tres millones y medio de euros. Otros cauces resultaron afectados, como el Arroyo de la Madrevieja (Casco), el Cachón de Jimena (Puente-Campamento), el Arroyo Micaela (San Enrique) y El Muerto (Torreguadiaro), por un importe total de casi 600.000 euros, a los que hay que añadir otros 250.000 euros en daños estimados en el cauce del río Guadarranque a su paso por la Estación. Los desperfectos en las playas también han sido cuantiosos, como los 400.000 euros valorados en la de Guadarranque o los 350.000 en Torreguadiaro-Sotogrande.

Las instalaciones deportivas han sufrido daños valorados en poco menos de 700.000 euros, principalmente en Guadiaro y la Estación. En cuanto a los centros educativos, los desperfectos se sitúan en alrededor de 550.000 euros, destacando los problemas ocasionados en el colegio y la guardería de la Estación, aunque también hubo daños en San Roque Casco, Taraguilla, San Enrique y Guadiaro.