Busqueda

The search found 1 result in 1.61 seconds.

Resultados de la búsqueda

    Entrega de los galardones con motivo del 309 Aniversario de la Fundación de San Roque

    El Teatro Juan Luis Galiardo ha acogido hoy, sábado, el Pleno Institucional con motivo del 309 Aniversario de la Fundación de la Ciudad de San Roque. Nueve personas y un colectivo han sido reconocidos por su labor en favor del municipio: Andrés Vázquez de Sola (Hijo Predilecto), Antonio García Jiménez (Hijo Adoptivo) y las Menciones de Honor para la Asociación de Vecinos Puente Romano, José María Espinar García, Adrian Van Loon, José María Coloma Aramburo (a título póstumo), Vicente Blanca Gómez, José María Lara García, Rubén Pérez Trujillano y Esperanza Cruces Cruces.

    El Pleno comenzó a las 12.30 horas con la apertura de la sesión a cargo del alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, quien tuvo un recuerdo para el flamencólogo Agustín Delgado, gravemente enfermo, y pidió un minuto de silencio porque en estas fechas se ha cumplido el treinta aniversario del accidente de dos petroleros en las aguas de la Bahía. A continuación, tomó la palabra a la secretaria general del Ayuntamiento, Ana Núñez de Cossío. La secretaria leyó una breve semblanza de las personas y entidades galardonadas, quienes fueron subiendo al escenario a recoger sus distinciones.

     

    María Jesús García Illescas, en nombre de la Asociación de Vecinos Puente Romano, recogió la Mención de Honor de manos del teniente de alcalde José Antonio Rojas.

    Se constituyó en Puente Mayorga en 1995, siendo su primer presidente Manuel Gómez Almansa. Desde su constitución ha venido realizando actividades sociales, culturales y de carácter reivindicativo en materia de mejoras medioambientales y laborales. Gracias a su colaboración se han llevado a cabo diferentes realizaciones en la barriada.

    Entre las acciones culturales están los viajes a otras localidades, en las que también han participado vecinos de Campamento, Guadarranque y San Roque.

    En el mes de diciembre suele organizar un concurso de repostería navideña, campaña de recogida de ropas, juguetes para más de 120 niños cuyas familias están acogidas a Cáritas, así como regalos para los menores de la Casa de Acogida de la Estación y para los abuelos de la Residencia de Mayores de San Roque.

    Estas acciones son continuadoras de las que se han realizado en colaboración con la Asociación de Mujeres Progresistas Carmen Brú, con la venta de ropa de segunda mano en el mercadillo de San Roque y las meriendas benéficas para ayudar a las familias más desprotegidas.

    En enero organiza un arrastre de latas y mantiene una colaboración activa con la Comisión de Fiestas para los festejos de Reyes Magos.

    En época carnavalesca programa la popular “tagarniná” y en el mes de junio la verbena de San Juan, con el concurso de “juanillos” y la “sardiná” en la playa.

    En el presente año, para los meses de julio y agosto, dado las dificultades que atraviesan muchas familias por la situación de crisis, se han programado actividades al aire libre para potenciar el turismo y captar visitantes para las terrazas de los bares y pequeños restaurantes de la barriada. Asimismo se organizará la XIII Noche Flamenca, una actividad que se ha ido consolidado en todos estos años.

    Tampoco puede olvidarse la participación en los actos con motivo de la Virgen del Carmen, con juegos infantiles en la alameda San Pedro.

    El último sábado de agosto se celebran las barbacoas en la playa y, en definitiva, muchas actividades para todos los que quieren participar de la vida de Puente Mayorga en sus diferentes vertientes.

     

    A continuación, José María Espinar García recogió la Mención de Honor de manos de la concejal Pilar Cuartero. Espinar tuvo palabras de recuerdo para su familia y también para los profesores José Antonio Gálvez y Joaquín Pérez.

    Nacido en San Roque en 1980. Se licenció en Matemáticas por la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada en el año 2003. Comenzó el Doctorado en Geometría Diferencial como becario doctoral en la Universidad de Granada desde agosto de 2005 a enero de 2008, bajo el Programa Nacional de Formación de Personal Investigador de España. Realizó el doctorado entre la Universidad de Granada (España), Universidad Paris VII Denis Diderot (Francia) y Stanford University (EEUU), graduándose finalmente en 2008 en la Universidad de Granada con la máxima calificación , suma cum laudem, con la tesis titulada “La Ecuación de Codazzi en Superficies”, bajo la dirección de José Antonio Gálvez Lopez y Juan Ángel Aledo Sanchez.

    A partir de la obtención del grado de Doctor, Jose Espinar fue becario posdoctoral en la Universidad París VII Denis Diderot desde octubre de 2008 hasta agosto de 2009 y en la Université París-Est Marne-la Vallée, desde enero a mayo de 2010. Ambos periodos financiado por proyectos de Investigación del CNRS Francés, y becario de igual condición en la Universidad de Granada desde enero de 2009 a diciembre de 2010 bajo el proyecto de Investigación financiado por el Ministerio de Educación y Ciencia (España).

    Obtuvo el primer puesto a nivel estatal en el Programa de Movilidad de Recursos de Investigación (incluyendo Becas Fullbright), lo que le llevó como becario posdoctoral a la Universidad de Stanford (Estados Unidos) desde septiembre de 2010 a agosto de 2011.

    Desde 2011 trabaja en el Instituto Nacional de Matemática Pura y Aplicada (IMPA) de Río de Janeiro, el centro de investigación matemática más reputado de America Central y del Sur, así como a nivel internacional. Esta a cargo de la Cátedra J. Simmons en Geometría Diferencial, financiada por la Simons Foundation (New York, EEUU).

    Durante este periodo, José Espinar ha publicado más de 20 artículos de investigación al más alto nivel internacional, teniendo varias de sus publicaciones entre las mejores revistas de investigación Científica en Matematica Pura. Así como la publicación de dos libros para estudiantes de doctorado en Geometría Diferencial. Ha impartido cursos de máster y doctorado en varias Universidades a lo largo del mundo, por mencionar algunas: IMPA, Universidad de Stanford, Universidad Paris VII Denis Diderot, Universidad de Pekin o la propia Universidad de Granada.

    Desde su plaza se desplaza habitualmente a diferentes países de los cinco continentes para participar en congresos y jornadas.

    Ha participado en numeroso proyectos de investigación tanto en España, Francia y Brasil, siendo el responsable principal de los que se realizan en Brasil, bajo los títulos “Visión Geométrica de Ecuaciones conformes”, “Superficies estables: aspectos geométricos de la relatividad general y teoría de cuerdas”, y “Análisis geométrico y Ecuaciones Diferenciales geométricas de superficies en tres variedades”. Asimismo trabaja como investigador en el equipo del profesor José Antonio Gálvez (Universidad de Granada) en el proyecto “Teoría global de superficies y Ecuaciones diferenciales geométricas”, o en el equipo de Harold Rosenberg, en el proyecto “Superficies de Curvatura Media constante en variedades Homogéneas”. Además, se encuentra como director de varios estudiantes en IMPA que están realizando la tesis bajo su dirección.

     

    A continuación, Adrian van Loon recogió la Mención de Honor de manos de la teniente de alcalde Pilar Núñez. Como detalle curioso, se entregó a Van Loon un ramo de flores enviado por su hija Anna desde los Estados Unidos. En un breve discurso, Van Loon indicó que siempre le ha movido la cultura como herramienta de integración entre distintas sociedades por encima de la política.

    Siempre ha sabido combinar la vida profesional con la cultural. Realizó estudios de publicidad y marketing. Comenzó como escritor de textos para publicidad, pasando a director creativo y consultor de marketing internacional, trabajando principalmente para multinacionales holandesas.

    Dentro de su actividad profesional fue uno de los creadores del concepto multi-scrieen, la multipantalla. Aquí hay que resaltar su aplicación a espectáculos internacionales, entre ellos muchos para la multinacional Philips. Gracias a estos conocimientos llevó a cabo aplicaciones en el campo educativo y centros juveniles.

    Efectuó estudios audiovisuales en el Instituto de Cine de Holanda Amsterdam-Hilversum. Coproductor y guionista de cuatro documentales sobre cómo ver cine, televisión y otros medios relacionados con la comunicación de masas. Estos documentales se han utilizado para la enseñanza en colegios universidades holandesas y para el personal del mundo de la televisión.

    Formó parte del equipo de la SKVE, el Instituto Cultural de la ciudad de Eindhoven y responsable para la organización de festivales de cine y acontecimientos de multiarte

    Sus conocimientos cinematográficos le llevó a ser organizador y profesor de cursos y campamentos de cine. Aśi como de cine-clubs como el conocido Underground Cinema y el Círculo Libre. También es coautor de un libro sobre el cineasta Bernardo Bertolucci.

    Lo que denomina “mi carrera profesional” comenzó en su casa, escuchando la música de radio, y su madre, su referente principal, bailando. La radio y la música desde entonces han formado parte de su vida. A ello, añadiría posteriormente la televisión. Su amor por la música le llevó a formar parte de distintas bandas como guitarrista.

    Cuando dejó esta actividad se dedicó a la organización de conciertos y se interesó por el mundo del cine, entrando en el equipo cultural de Eindhoven, su ciudad natal, donde reconoce que aprendió mucho, creciendo su interés por otras formas de arte como la pintura, la fotografía, la danza y el teatro.

    En esta ciudad holandesa, especialmente cultural, realizó una gran labor, fomentando, entre otras muchas expresiones artísticas, la del flamenco. Para ello contó con el apoyo de los emigrantes andaluces que llegaban a Holanda.

    Adrián es gran amante del flamenco, denominándose a sí mismo, como un “holándaluz”.

    Ese trabajo en pro de la cultura es continuado por Adrián desde hace más de 25 años en la urbanización sanroqueña de Sotogrande, donde preside la Asociación Cultural Sotogrande. Y donde ha demostrado un carácter abierto para colaborar tanto con la población sanroqueña como son su Ayuntamiento.

     

    A continuación, la hermana de José María Coloma, Consuelo Coloma Aramburo, recogió la Mención de Honor de manos del concejal José Luis Navarro Sampalo. Muy emocionada, agradeció de corazón a los amigos de su hermano y dijo que la ilusión de la vida de él había sido recibir este homenaje de su pueblo. También apuntó que su mayor mérito había sido ser un hombre bueno.

    En la Plaza de Andalucía número 2 se halla la conocida como “casa de los Coloma” o “casa de Mercedes Huertas”. Edificio emblemático de la ciudad de San Roque construido en 1844. Este edificio está íntimamente ligado a la figura de José María Coloma Aramburo.

    José María fue el séptimo de los ocho hijos del matrimonio de Luisa Aramburo Vázquez y Rafael Coloma Domínguez.

    Por motivos profesionales de su padre la familia marchó a Madrid. En la capital de España estudió el bachillerato en el colegio público Miguel de Cervantes. Se licenció en Derecho por la Universidad Complutense de la ciudad y más tarde se especializó en Archivos y Bibliotecas por la misma universidad y la de Granada.

    Trabajó temporalmente como profesor en el colegio de los Sagrados Corazones y como bibliotecario en la Biblioteca Nacional de España, Universidad Pontificia de Comillas y las universidades de Granada y La Coruña. Finalmente se incorporó a un prestigioso despacho de abogados de Madrid, donde unificó el trabajo de abogado y bibliotecario.

    En ningún momento interrumpió su contacto con San Roque, con sus raíces y con sus gentes. Los períodos de vacaciones los pasaba en su casa sanroqueña, y cuando alcanzó la jubilación, el tiempo de estancia se alargó hasta tres meses, siendo su figura habitual todas las mañanas acompañada de su perro Pepo.

    A los amigos de otros tiempos unió otros de nuevas generaciones. Con ellos compartía la tertulia del bar Torres, donde disfrutaba hablando de sus grandes pasiones: San Roque, su historia, sus costumbres, sus gentes. Amante de todo ello, formó una gran biblioteca.

    Con él disfrutaron muchos sanroqueños, a los que ha dejado un imborrable recuerdo. (José Luis y Carmen, Juan Carlos, las hermanas Gómez -Pura, Carmen y Pepa- y sus maridos Ramón y Patricio; Ana y José María, Juli y José, Manuel, Sacramento y otros muchos).

    José María se marchó en julio de 2014 cuando se hallaba en su San Roque. De manera inesperada se sintió mal y uno de sus amigos le trasladó al hospital. Hicieron turno hasta que llegase su familia desde Madrid. Su corazón no aguantó. Poco antes de morir, pidió a los médicos que le dejasen volver a su pueblo, a su casa.

     

    Seguidamente, Vicente Blanca recogió la Mención de Honor de manos del teniente de alcalde Juan Manuel Ordóñez.

    Vecino de la Barriada de la Paz donde ha desarrollado un gran trabajo de promoción del deporte base. Desde 1982, cuando creó el club de fútbol Naranjito, nombre de la mascota de los mundiales de ese deporte celebrados en ese año en España, ha trabajado exclusivamente para que los niños de su barrio pudieran realizar esta práctica deportiva.

    Su entrega al deporte base se extiende de manera ininterrumpida desde esa fecha, siendo presidente del club desde su fundación.

    Aunque los equipos que mantiene el club son los de prebenjamín y alevín, en otro momento llegó a contar con la categoría de cadete. Pero el costo que ello suponía hizo que se abandonara dicha modalidad.

    De estos equipos han salido futbolistas que jugaron y juegan en categorías superiores, pero lo más importante de ello, para Vicente es que los niños sepan convivir en comunidad deportiva, en camaradería y en el juego limpio. Muchos de estos antiguos miembros del club, son padres y tienen a sus hijos jugando en el Naranjito.

    Como reconocimiento a esa gran labor de promoción de los valores del deporte entre los más pequeños, la Federación Andaluza de Fútbol le reconoció con la insignia de la misma. En el acto, que tuvo lugar en Cádiz, Vicente se sintió arropado por todo el fútbol andaluz.

    También el Ayuntamiento de San Roque otorgó su nombre a una de las instalaciones deportivas del municipio, por entender que desde la base y con absoluta humildad puede hacerse mucho por el deporte.

    Vicente Blanca se jubiló como vendedor de la ONCE, siendo una persona reconocida por su honestidad. Tiene seis hijos, nietos y bisnietos. Uno de sus hijos, Dani ha recogido la pasión que su padre tiene por el mundo del fútbol base, y es monitor del club. Comenzó de pequeño en el Naranjito y ya lleva veinte años de entrenador. En su padre tiene el mayor referente de persona íntegra, comprometida con los más jóvenes.

     

    A continuación el padre de José María Lara García, Antonio Lara, recogió su Mención de Honor de manos del concejal Jesús Mayoral Mayoral. El homenajeado no pudo asistir al pleno por encontrarse navegando, pero agradeció el honor a toda la Corporación.

    Hasta ahora siempre se ha venido reconociendo a aquellas personas y colectivos del municipio que han venido destacando de manera especial en distintas facetas. Hoy, por primera vez, se hace también con un ciudadano, un trabajador de esta ciudad que, arriesgo de su propia vida, salvó la de un niño de once años.

    José María Lara García se hallaba en sus funciones laborales cuando observó que una desesperada madre se hallaba pidiendo auxilio para su hijo gravemente herido. Una embarcación había arrollado al chico mientras hacía buceo en la bocana del Puerto de Sotogrande y éste se debatía por mantenerse a flote, mientras se desangraba por ambas piernas. José María se lanzó al agua y sujetó al muchacho, luchando contra el oleaje que les arrastraba hasta las rocas.

    Hasta que llegaron los servicios de socorro de Protección Civil, este ciudadano mantuvo al joven sujeto e intentó sacarlo fuera del agua, sin poder conseguirlo. La situación se hizo dramática hasta que, con su imprescindible ayuda, y con la utilización de una zodiac de Protección Civil, el menor fue sacado en grave estado.

    Durante una hora fue atendido por los servicios de urgencia del SAS y luego trasladado en helicóptero hasta el Hospital Puerta del Mar de Cádiz, donde fue intervenido y permaneció ingresado durante varios meses.

    La rápida intervención de este vecino hizo que el muchacho pudiera salvar la vida. Posteriormente, la intervención de los servicios de la sanidad pública, logró que pudiera recuperarse y superar el temor a que perdiese las piernas.

    Aquel suceso, que pudo acabar en tragedia total, fue divulgado por la prensa haciendo mención a un hombre que había participado en el rescate del niño. Sin embargo, esa participación fue determinante para salvar una vida. Hoy el Ayuntamiento de San Roque pone cara a este humilde ciudadano.

     

    La siguiente en subir al escenario fue Esperanza Cruces Cruces, quien recogió su Mención de Honor de manos de la teniente de alcalde Dolores Marchena.

    Nacida en Cañete la Real, en la serranía de Ronda, se trasladó junto a sus padres y sus dos hermanos a la Estación de San Roque en 1949.

    En la Estación ha vivido en distintos lugares: en la Cañada, en un cuarto de armas de la Pólvora, en la calle la Fuente y en el Barrio Alto, hasta instalarse definitivamente en la calle Hospitalillo, donde lleva más de cincuenta años residiendo.

    Comenzó a trabajar desde los siete años. Desde entonces ha desempeñado labores como niñera, limpiando casas, en una panadería, cargando cántaros de agua desde la fuente pública, lavando en el río y en la alcantarilla junto al Molino de Fuego.

    Con tan sólo 15 años marchó a Ceuta para trabajar al servicio de una familia adinerada, viendo a sus padres cada tres meses.

    Durante años trabajó también en la fábrica de punto instalada en la calle San Antonio, junto al Cine de Verano de la Estación de San Roque. Incluso llegó a vender leche de sus propias vacas durante años por las calles de la barriada.

    En la Estación conoció al que sería su esposo durante más de treinta años. Al fallecimiento de éste, en 2001, se tuvo que hacer cargo ella sola de sus dos hijos.

    Es una mujer ejemplo de lucha y trabajo, que se ha merecido el aprecio de todos los vecinos, y, por supuesto, el de toda su familia.

     

    Seguidamente, Rubén Pérez Trujillano recogió la Mención de Honor de manos del teniente de alcalde Juan Roca Quintero. En un discurso, Pérez Trujillano citó a tres figuras sanroqueñas de los siglos XVIII, XIX y XX: Simón Susarte (pastor que intentó recuperar Gibraltar para España), Vicente Terrero (cura, diputado en las Cortes de Cádiz y republicano) y Francisco López Herrera (preso político republicano). También citó el trabajo de recuperación de la historia sanroqueña realizado por los distintos cronistas oficiales, entre los que se encuentra su padre, Antonio Pérez Girón, y finalizó señalando a Luis Ortega Bru como “intérprete del sufrimiento de un pueblo” con su friso El Éxodo.

    Nacido en San Roque en 1991. Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada y máster en Derecho Constitucional en la Universidad de Sevilla.

    A su actividad literaria, iniciada tempranamente, une su contribución al estudio en el campo del Derecho y la investigación histórica.

    Este joven sanroqueño ha sido ponente en el Congreso de la Asociación de Historia Contemporánea organizado por las universidades Autónoma y Complutense de Madrid, donde intervino con las ponencias “La democracia republicana representativa en la Andalucía de entresiglos” y “Contrato social, género y ciudadanía en el constitucionalismo republicano”.

    De otro lado, en la Universidad de Extremadura participó hace unos días en el I Congreso Internacional “El género distópico: lecturas e interpretaciones sociológicas”, con la ponencia Memoria y horizonte de derechos: el flamenco como utopía. Y en la Universidad de Deusto, en la Jornada “Constitución Política y Constitución Económica de la Segunda República”, con el trabajo la Ley de Orden público de 1933. Asimismo fue conferenciante en las II Jornadas Andaluzas organizadas por el Ayuntamiento de Los Barrios.

    En Granada dirigió el ciclo de conferencias “Reflexiones 15-M” y la colección de publicaciones de análisis y divulgación científica social y jurídica “Cuadernos El otro derecho”:

    Su libro Soberanía en la Andalucía del siglo XIX. Constitución de Antequera y andalucismo histórico, supone hasta el momento el estudio más importante sobre este desconocido texto, arrojando luz sobre el federalismo andaluz y haciendo un estudio jurídico sobre su contenido. De la importancia de este trabajo da cuenta el hecho de que ya ha servido de base para otros investigadores aborden esta cuestión.

    Atento a la historia sanroqueña fue coautor del libro Un guerrillero andaluz (Francisco López Herrera) y de San Roque, la burguesía de izquierda durante la II República. En ese mismo campo de la investigaición publicó en la revista de estudios sanroqueños LACY, el trabajo “Primeros pasos de la bandera andaluza en San Roque y su reconocimiento institucional”. Y en la The Social Science Post apareció su trabajo “Cura, republicano y andaluz. Vicente Terrero en las Cortes de Cádiz”

    Autor de los poemarios Quien pueda decir adiós, La tierra en abril y de la obra colectiva Lo que ha quedado del naranjo. Palestina en el corazón, sus trabajos han aparecido en revistas literarias como El fantasma de la glorieta, Diez Dedos, Tres orillas, Alhucema y Saigón. Del mismo modo, ha participado en encuentros de poetas y en recitales diversos como el homenaje al poeta Javier Egea, Soledades eternas, organizado por el Ateneo de Granada y la Asociación Cultural Diente de Oro.

    Como articulista ha publicado trabajos en diferentes medios regionales y nacionales relacionados con aspectos de actualidad como la soberanía nacional, la nación global en el origen de la crisis, la ofensiva penal y el vaciamiento de la Constitución, Andalucía y la segunda transición, las ONGs y los derechos humanos, la esclavitud sexual y la prostitución.

    Comprometido con la actividad universitaria ha sido representante estudiantil en la Junta de la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada, desde 2010 hasta 2014; representante estudiantil en el Claustro Universitario desde 2011 hasta 2014; representante estudiantil en la Delegación General de Estudiantes en el mismo período y miembro de la Comisión no delegada para el desarrollo reglamentario del derecho al paro académico recogido en el artículo 140.n de los Estatutos de la Universidad de Granada.

     

    A continuación, Antonio García Jiménez recogió el título de Hijo Adoptivo de la Ciudad de manos del concejal José Antonio Ledesma. En unas breves palabras, García Jiménez destacó la sensación que supone ser partícipe de la noticia después de tantos años estar al otro lado, dando cobertura informativa. Finalizó compartiendo el homenaje con su familia, con los medios de comunicación y con José Antonio Ledesma y Antonio Gómez Rubio.

    Nació en Ceuta en el seno de una familia humilde. Los avatares de la vida le llevó a conocer a otros padres adoptivos, forjándole en una dura infancia y juventud. Casado con María del Carmen Rodríguez y padre de cinco hijos, ha trabajado en el periodismo en el Campo de Gibraltar y Ceuta, especialmente en la ciudad de San Roque.

    Autodidacta, Antonio comenzó en el diario Área, en el que durante muchos años fue corresponsal en San Roque. Posteriormente fue redactor jefe de la Cadena Ser en el Campo de Gibraltar y director de Radio Ceuta de la misma cadena.

    En la década de los ochenta del pasado siglo, en pleno auge de las emisoras independientes, colaboró estrechamente con las emisoras sanroqueñas Radio Bahía y Radio San Roque en la Bahía.

    Del mismo modo, junto a José Antonio Ledesma creó Televisión San Roque y la empresa audiovisual Canal Alameda SL. Entre los méritos de esa época figura la organización de la Gala de la Ryder Cup, con motivo de la celebración de este evento deportivo en San Roque, en 1997. Dicha gala fue difundida a través de más de cien emisoras de televisión y un audiencia de un millón de espectadores.

    Durante sus más de diez años de estancia en San Roque apostó decididamente por la difusión de sus tradiciones como la Feria Real y la Semana Santa, así como por el deporte y los colectivos sociales.

    Antes de su pase a la jubilación, Antonio García asumió la responsabilidad de la gerencia de la empresa municipal Multimedia, impulsando numerosos acontecimientos mediáticos.

    En la actualidad es miembro de la Asociación de la Prensa del Campo de Gibraltar, de la que recibió la insignia de oro por su trayectoria profesional.

    Antonio, que tiene varios de sus hijos casados y viviendo en San Roque, se siente un sanroqueño más. Y así lo consideran todos los que en esta ciudad han tenido la suerte de conocerle y tratarle.

     

    Finalmente, el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, hizo entrega a Andrés Vázquez de Sola del título de Hijo Predilecto de la Ciudad. En el momento de la entrega se pudo escuchar un breve fragmento de una entrevista realizada en 1975 por Radio París en la que hablaba de que es sanroqueño y que esperaba volver pronto a su tierra, ya que entonces estaba exiliado en Francia. La secretaria General también leyó dos mensajes. El primero, del poeta Carlos Álvarez, en el que define a Vázquez de Sola como “una maravillosa persona y artista genial, pariente lejano pero muy cercano en mi admiración y cariño, sentimiento que transmito también a Angélica (la esposa del galardonado)”. El segundo, de José Chamizo, quien señalaba que Vázquez de Sola “se merece el reconomiento oficial de su pueblo”, y al que definió como “artista inimitable” y “amigo leal”.

    El periodista, dibujante y pintor Andrés Vázquez de Sola Domingo nació en San Roque en el seno de una conocida familia. Muy joven se estableció en Madrid donde trabajó para la recién creada Televisión Española y en el emblemático diario Madrid. En 1959 marchó a París caminando cuando fue advertido de que su oposición al franquismo podía traerle problemas.

    Militante del Partido Comunista de España durmió bajo los puentes del Sena y trabajó en la construcción. La caída de un andamio le llevó al hospital, donde el médico que le trató conoció el dibujo que había realizado en España, “La gran corrida franquista”. El galeno llevó el trabajo al periódico satírico más importante de Francia, Le Canard Enchainé, que lo publicó con enorme éxito, pues hubo de lanzar una tirada especial de un millón de ejemplares. A partir de entonces se consagra al periodismo satírico y político.

    Durante treinta años permaneció trabajando para este medio y colaborando con otros de la importancia de Le Monde, Le Monde Diplomatique y L'Humanité. Asimismo publicó varios libros y colaboró en radio y televisión.

    En 1971 publicó en París “El General Franquísimo”. En 1972 consiguió la Palma de Oro en Bordighare (Italia) y , en 1974, el Nasreddin Hoca, en Turquía, premio especialmente importante, pues due votado por los mejores dibujantes del mundo.

    Tras la desaparición del general Franco retorna a España y sus dibujos comienzan a publicarse en la prestigiosa revista de la época "Triunfo". En 1985 hace un parón en el trabajo periodístico y dedica buena parte de su tiempo a la pintura. Exposiciones como “Lorca y sus amigos”, “Las mujeres de mis sueños” o la “Generación del 27” son algunas de las muestras realizadas por el artista.

    En España se ha prodigado con libros como “La triste vida de un hombre triste”, “República o esto”, “Cenizas en un mar en llamas”, “Mi tío fray Diego”, “Jaque mate”, “Cartas para leer a oscuras” o “Con dos me acuesto, con diez me levanto”, “Letras bastardillas”, por citar algunas de sus obras.

    Como reconocimiento a su dilatada trayectoria el pasado año fue distinguido con la Medalla de Andalucía.

    Según el propio autor, en una de sus múltiples entrevistas en prensa, no se considera viñetista (a los que por supuesto admira) sino satirista. La obra de Vázquez de Sola está caracterizada por una inconfundible y lograda perfección técnica.Y, sobre todo, por un fuerte compromiso ideológico. En unas declaraciones realizadas a la prensa por el artista, señaló: “Para que una caricatura sea buena, tiene que parecerse profundamente al modelo; para que una sátira sea tal, tiene que quintaesenciar a la realidad y a la verdad”. Por todo ello, su obra es inseparable de su propia biografía.

    Amigo de Picasso, Blas de Otero, García Márquez, Andrés representa a la última generación española del exilio.

    En nuestra ciudad, en un inmueble que adquirió en la Plaza de la Iglesia, llevó a cabo una gran actividad cultural, trayendo hasta la misma a lo más destacado de los humoristas gráficos como Forges, Mingote o Puig Rosado. También organizó en San Roque diversas exposiciones colectivas como la de protesta contra la dictadura argentina en plena celebración de los mundiales de fútbol de ese país.

    A su apuesta por la denuncia de los abusos de poder y la intolerancia, une su profesionalidad y sus profundas convicciones. Y, sobre todo, como persona, ha sido beligerante contra aquéllos que, sin justificación alguna, han usado el lápiz para herir sensibilidades y a la gente humilde e indefensa.

    San Roque, la ciudad donde la partera Carmen Bru, de inolvidable memoria para las clases más humildes, ayudó a que viera la primera luz, no puede olvidar a uno de sus hijos más universales. A un sanroqueño que, a pesar de sufrir las mazmorras de la dictadura, hizo de la lucha por la democracia, un compromiso ineludible.

    Hoy, un Ayuntamiento de la democracia a la que contribuyó a forjar, por unanimidad de todos los grupos representados, acordó reconocer a Andrés Vázquez de Sola con el título de Hijo Predilecto de la Ciudad de San Roque.

     

    Fue el mismo Vázquez de Sola quien se encargó de dar un discurso en nombre de todos los galardonados. Señaló que, al igual que García Lorca respondió en una entrevista que escribía “para que me quieran”, en su caso es “para que me quieran en mi pueblo, aunque me odien los dictadores, políticos corruptos y empresarios explotadores”.

    En su opinión, “lo importante no es ser predilecto, sino un sanroqueño más, porque San Roque no puede tener hijos de primera y de segunda clase”. Citó una anécdota que le ocurrió a su hijo hace cinco décadas, quien se vanagloriaba de tener un padre muy importante ante un amigo suyo que era hijo de zapatero. El profesor de ambos les hizo ver que tan importante era uno como el otro porque con zapatos incómodos no se puede disfrutar del arte.

    A continuación, dio unas pinceladas sobre cada uno de los galardonados, con especial detenimiento en Esperanza Cruces “que lleva sobre sus espaldas las cruces de sus apellidos desde los siete años”, y sobre José María Lara, a quien definió como “un verdadero héroe”. Pero, sobre todo, felicitó “a las madres que han sabido parir hijos predilectos” como José María Espinar, quien “es una autoridad a pesar de su juventud” en una ciencia “de la que la mayoría de nosotros no sabe una papa”. Y también a Rubén Pérez, “una lumbrera, que está adquiriendo gran fama en Granada como poeta y ensayista”, y a quien ha recibido en su casa junto al cantaor Juan Pinilla. También citó al pianista Juan Galiardo, al periodista Pablo Lara, a Carlos Pacheco y a José Reyes. Dijo que los grandes nombres de la cultura que ha dado San Roque “seguirán renovándose mientras haya en San Roque maravillosas madres para parirlos”.

    Finalizó indicando que “el centro del mundo está en San Roque” porque personas como Juan Gómez Macías “han hecho del pueblo la capital de la cultura”. Y terminó pidiendo al alcalde que suprima el toro del aguardiente.

    Finalizada la intervención de Vázquez de Sola, alumnos de la Escuela Municipal de Música, bajo la dirección de María Jesús Herrero, interpretaron el Himno de Andalucía, poniéndose los asistentes en pie.

    Concluyó el acto con una felicitación pública a todos los galardonados a cargo del alcalde y con unas breves palabras en la que pidió a todos los sanroqueños “que arrimen el hombro” para que durante el mandato que está por comenzar “consigamos salir de la crisis y que la recuperación no deje atrás a nadie”. Tras ello, se levantó la sesión.